La otra cuna del liberalismo
Recreación de la Batalla de Bailén, de la que se ha cumplido este año el bicentenario.EFE
Lunes, 29-09-08
La batalla de la Bailén, de la que este año se celebra el bicentenario, fue decisiva en el posterior desarrollo del liberalismo, ya que propició, cuatro años más tarde, la Constitución de Cádiz, por lo que algunos historiadores consideran la batalla más importante que la reunión gaditana.
El profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Jaén Francisco Acosta, coordinador de las jornadas anuales que se celebran en Bailén sobre la batalla entre los ejércitos de Dupont y Castaños, dijo a Efe que la victoria española propició el repliegue de los franceses tras el Ebro, por lo que pudo constituirse la Junta Suprema Central y el asentamiento en Portugal de los ingleses. Estas consecuencias de Bailén, según Acosta, hacen que se hable de Bailén como la primera derrota de Napoleón, lo cual no es cierto, porque las águilas francesas capitularon con anterioridad en varias ocasiones, dos de ellas en la campaña de Egipto.
Batalla o reunión
Precisamente, la revista «Andalucía en la historia», editada por el Centro de Estudios Andaluces, ha publicado un monográfico sobre la batalla en el que, bajo el título de «Bailén. La primera vez de Napoleón», varios especialistas aportan artículos que dan pie al debate de si fue la batalla o la reunión de los liberales en Cádiz «el hecho realmente clave de aquel primer capítulo del liberalismo revolucionario en España y de España como nación».
Bailén supuso una galvanización del nacionalismo español, según admitió Acosta, para quien en estos bicentenarios, desde este año al de la Constitución de Cádiz, que se celebrará en 2012, habrá tiempo de revisar todas estas cuestiones. El 19 de julio de 1808 se enfrentaron en Bailén dos cuerpos de ejército, uno de los cinco cuerpos de ejército franceses en España, unos 20.000 hombres al mando de Dupont, y un ejército español «apresurado pero eficazmente organizado», según Acosta, al mando de Castaños, con unos 24.000 hombres. Aquel día, en palabras del inglés Charles Oman «lo probable nunca pasó y ocurrió todo lo inesperado» ya que los franceses hubieran sido los favoritos en cualquier apuesta que sólo hubiera tenido en cuenta la cuestión militar.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...