José María del Nido _ Presidente del Sevilla F. C.
«No me quiero morir sin conseguir como presidente el título de Liga»
Del Nido posa en su despacho presidencial con varios ejemplares de su biografía, presentada la semana pasada. JESÚS SPÍNOLA
Amarillenta, que no mojada
Hace unos años el ex presidente del Real Madrid Florentino Pérez escribió una cifra en una servilleta y el sueño, que Zidane vistiera de blanco, se cumplió. Poco después, el máximo mandatario del Sevilla vaticinó por el mismo procedimiento quimeras que en un porcentaje elevado ya no son tales. Las realidades, Copas de la UEFA, Copa del Rey, una afición entregada, no emborronan la ambición de un José María del Nido que no olvida que el tono amarillento de la servilleta no caduca su sueño más preciado: ganar la Liga. Vistos los precedentes, no conviene tomarlo como papel mojado.
FILÍPIDES
Publicado Viernes, 21-11-08 a las 07:07
—¿Cuál es su animal preferido?
—El hombre.
—Antonio García Barbeito lo comparaba en la presentación de su biografía con un león.
—Es mi signo del zodiaco, y sí es verdad que se dan características de Leo en José María del Nido.
—¿Con qué animal compararía al club?
—¿Ahora mismo? Con cualquier fiera. El Sevilla no renuncia a nada.
—Ya he visto en la contraportada de su biografía la servilleta que escribió en su día...
—Tenía usted mucho interés, ya la ha visto, está amarillenta. Es la real, no es una copia. La escribí en un restaurante. Me dijeron que estaba loco. Por la tarde se la enseñé a Paco Cuervas, que en paz descanse, y me dijo: «Chulo, que eres un chulo».
—Claro, en la tercera línea de la servilleta dice usted que ganará la Liga.
—Y también la Copa, la UEFA, que llenaríamos todos los partidos en el Sánchez-Pizjuán y lo hemos conseguido. Falta hacer las obras en el estadio y....
—La Liga.
—No me quiero morir sin conseguir como presidente el título de Liga.
—Póngase nota en la gestión hasta ahora.
—Creo que hay aspectos en los que hemos tenido matrícula de honor; en otros, sobresaliente alto, algunos notables, también aprobados y en algunos temas hemos suspendido. Nos hemos equivocado muchas veces, más de lo que la gente cree.
—¿Cómo?
—Los aciertos han sido tan grandes que han tapado los errores.
—No es una frase que le pegue a José María del Nido.
—Es la verdad, si apostamos fuerte por un jugador y no sale bien, invertimos mucho dinero y no rinde, puedes perder diez o doce millones de euros... Ese es un error gravísimo que no se debería cometer.
—¿Es esta la mejor plantilla que ha tenido bajo su mandato?
—Es una de las plantillas más completas que ha tenido el Sevilla en su historia reciente, no quiero decir que tengamos mejor equipo. Mire, el año pasado podíamos configurar un once mejor que éste. Pero también es cierto que cuando se fueron los africanos a su Copa —Kanouté, Koné y Keita— el equipo se puso octavo; ahora, ha habido once bajas y estamos quintos con los mismos puntos que el tercero. Eso te lo da el fondo de armario.
—¿Por qué tantas lesiones?
—Hemos llegado a tener muchas reuniones diarias con los servicios médicos, fisiológicos para buscar la raíz del problema. ¡Pero es que son lesiones distintas!
—Sí o sí.
—Quienes trabajan conmigo me comentan que no me conocen sin decir esa frase.
—¿Cuántas biografías ha leído José María del Nido?
—Muchas, y algunas interesantísimas, la vida de Carlomagno, la vida de Napoleón, biografías de reyes, más de media docena, desde Carlos V a Isabel la Católica.
—¿Qué les diría usted a los que le acusan de querer ser protagonista?
—Con la biografía le he prestado un servicio al club, he desvelado cuestiones de mi vida privada que sólo conocían mis amigos, y lo he hecho cediendo todos los derechos a la Fundación del club.
—Habla usted sobre todo en el libro de los cinco títulos conseguidos, ¿se leería usted una biografía de Juande Ramos?
—Lo que sí me leería sin lugar a duda alguna es la parte en la que se refiriera al Sevilla Fútbol Club.
—¿Qué le molesta a José María del Nido?
—En el mundo del fútbol lo entiendo casi todo, he pasado de la sima a la cima, pero me molesta sobremanera que los que deben apoyar un proyecto desconfíen de él.
—¿A qué se refiere?
—Cuando existe debilidad en un grupo humano las fieras atacan al débil.
«No me quiero morir sin conseguir como presidente el título de Liga»
—¿Jiménez es débil?
—Jiménez es el más débil.
—¿Por qué?
—Lleva un año en el Sevilla. No tiene el pedigrí de otros que llevan 15 años entrenando. Jiménez es el más débil pero resulta que los números de Jiménez asustan.

—¿Cuántos entrenadores le ofrecieron?
—Todos lo que estaban en el mercado, y más aún. Algunos que están ahora triunfando, uno de ellos en la liga francesa.
—Comentaba usted en su libro que cuando ficha a Juande tenía en cartera a dos entrenadores más. Desveló que uno era Aguirre, ¿y el otro?
—Lotina.
—¿Qué pasó realmente con Mourinho?
—Un intermediario nos lo ofreció y nos pidió diez millones de euros por temporada.
—¿Un agente fiable?
—Uno con el que hemos hecho operaciones. El agente de Mourinho se enteró y se enfadó. Pero vamos, que yo tengo una relación magnífica con Mourinho. Lo volví a ver y no me comentó nada. Es un tío agradable, charlatán, habla de toros, de política...
—Una curiosidad, ¿no le gustaría a usted dedicarse a la política?
—Es apasionante y hace que la vida sea intensa. Es un mundo que cuando lo he tocado no me gustó para dedicarme a él. Al menos mientras pueda ser presidente del Sevilla, no. No lo descarto, pero se me antoja muy lejana mi marcha de la presidencia.
—Dice su jefe de prensa, Jesús Gómez, en su biografía que tiene alma de periodista. Con lo crítico que es usted...
—Yo critico a los periodistas malos, los que manipulan la información, los que sólo sacan lo negativo. Y admiro a los buenos, aquellos que son capaces de buscar y encontrar la noticia, o darla tal cual, o vender los dos aspectos de la misma, lo malo y lo bueno. Pero detesto al periodista carroñero, del que hay muchísimos en este mundo.
—¿En Sevilla?
—En este mundo. Y por lo que me pregunta, no desdeño haber sido periodista, entendiendo de la forma en la que le he dicho que concibo esta profesión.
—¿Qué sintió cuando un sector de los aficionados se mofaron de Mosquera en el encuentro ante la Ponferradina?
—Yo no lo entiendo así. Lo escuché, pero no entiendo que fuera para reírse. Mire, ¿usted recuerda en la temporada 2002-2003, cuando los Biris me gritaron eso de «Del Nido, cabrón, pon el marcador»? ¡Me consultaron unos días antes la frase, si me iba a molestar, que era la única que rimaba!
—Y usted dijo que sí...
—Sí.
—Según cuenta en su biografía, a Marcelo Otero le hicieron una jugarreta para que rescindiera su contrato. ¿Vale todo en una negociación?
—Cuando uno está desesperado por defender los intereses de quien demanda vale todo. Fue una anécdota y hoy guardamos una buena relación con él, que, por cierto, vive en Sevilla.
—¿Cuál ha sido el fichaje más complicado en su presidencia?
—Baptista. Nos costó 2,4 millones de euros. Es como si ahora nos gastamos 100 millones. Debíamos en aquel momento 42.
—¿Y la renovación más costosa?
—No guardo ningún recuerdo...
—¿Capel?
—Todavía no está cerrada.
—Por eso.
—Sí, es la que más tiempo está durando. Pero tiene dos años y medio más de contrato, no se va a ir mañana.
—¿Y la de Fazio?
—También está cercana, bien encaminada.
—¿Le preocupa que el Arsenal haya puesto sus ojos en el argentino?
—Me encanta que los jugadores del Sevilla se revaloricen.
—¿Le consta ese interés?
—Sí, y no sólo el Arsenal. También hay otros clubes punteros de Europa que lo siguen a él, a Diego Capel, a Navas, a Adriano...
—¿Cuál es el fichaje del que se siente más orgulloso?
—De los que se han ido, de Daniel Alves.
—¿Y del que menos?
—Desde el punto de vista empresarial y personal, de Sales.
—¿Es cierto que este verano recibió ofertas de Mosquera? Me han comentado que había equipos griegos y portugueses interesados.
—Es verdad. Y de Turquía también.
—¿Por qué no se vendió?
—Confiamos en él.
—¿Cuándo veremos a Romaric?
—Mire, a mí me pueden entrar dudas, como a cualquier aficionado, y por eso he preguntado. Los compañeros, los mismos que juegan en su posición, me dicen que cuando aparezca nos vamos a enterar...
—Por cierto, ¿hay alguna novedad con Antena 3 y los partidos de la UEFA?
—Sí, hace dos semanas cobramos un millón de euros. Ejecutamos provisionalmente la sentencia y cobramos 965.000 euros, para ser más concretos. Ahora estamos con el segundo pleito.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...