Un paragüero para el coche
ABC Vicente Medina muestra el paragüero ya instalado en su vehículo
Jueves, 19-03-09
¿Alguna vez ha lamentado soltar el paraguas mojado sobre la moqueta de su coche? Humedad, suciedad y mal olor son las consecuencias de no tener alternativas para guardar este objeto tan necesario y por otro lado molesto, cuando nos obliga a limpiar charcos de agua y manchas en la tapicería. Pero ahora, gracias a la iniciativa de un empresario motrileño, el mercado del accesorio automovilístico cuenta con Drycar -coche seco-, un práctico y novedoso paragüero para el coche que cuenta con varios interesados en su exportación al extranjero. De momento, ya puede comprarse en Sevilla y Huelva.
Antonio Vicente Medina es el autor de este artefacto, cuya idea surgió «de la forma más sencilla. Me desagradaba tirar el paraguas mojado en mi coche, así que comencé a buscar algo adecuado en las casas de accesorios y en internet sin suerte. De modo que decidí sacarlo yo mismo». Después de varios diseños, recreaciones en tres dimensiones y varios prototipos, «a mediados del 2005 saqué la primera patente a nivel de España y registré la marca. Ha sido una inversión importante, para la que no he contado con ningún socio capitalista y ahora estamos luchando contra los impedimentos de la crisis».
Financiación
A través de RETA, la Red de Espacios Tecnológicos de Andalucía, este empresario participó en el programa Novapyme, gracias al cual conoció también Nexopyme e hizo su web con venta «online». Además, según las fuentes, se le prestó ayuda y asesoramiento en búsquedas de financiación para el proyecto. En concreto, solicitó una ayuda de la Oficina Española de Patentes y Marcas, para patentes en el exterior, que le fue concedida.
El recipiente cuenta con un sistema de drenaje que absorbe la humedad del paraguas dejándolo seco. El agua se queda en el fondo hasta que se elimina desprendiendo fácilmente el paragüero de su ubicación para volverlo a colocar después. «Tiene una estructura sencilla, porque está pensado para moverlo por el coche: en el costado de los asientos delanteros, detrás de los mismos, en la puerta... depende del tamaño del coche se puede ubicar en más sitios».
El artefacto está compuesto por una sola pieza homologada, sin aristas ni puntos de unión, a fin de que no se pueda quebrar y causar daños en un accidente. Su sistema de sujeción es una placa metálica y belcro con un adhesivo especial que soporta las altas temperaturas que alcanzan los vehículos en verano. «Aconsejamos que la parte del ganchillo el belcro se sujete al soporte metálico, y la de algodón al coche. De este modo, el recipiente puede ser retirado, por ejemplo, para vaciarlo de agua o limpiarlo, mientras que la chapa se queda adherida al mismo lugar».

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...