Lunes, 23-03-09
J. MORILLO
SEVILLA. La pretensión del Ministerio de Fomento de reconvertir la N-433 en una vía rápida vallada en toda su extensión que partiría en dos el Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche no sólo ha encontrado el rechazo del PP y grupos ecologistas, sino también de numerosos vecinos. De hecho, sólo en municipios como Aracena, Galaroza y Cortegana se han recogido 6.000 firmas contra un proyecto que tendrá un enorme impacto ambiental y económico en una zona de especial protección.
El PP, que ha presentado alegaciones al proyecto, ha pedido a la consejera de este departamento, Cinta Castillo, que aclare los posibles daños ambientales de la reconversión en vía rápida de la carretera.
Esta es una de las dos iniciativas que ha preparado este partido sobre la reconversión de la N-433. ya que registrarán una proposición no de Ley en el Congreso para que el Gobierno renuncie a la vía rápida y, en su lugar, recupere el proyecto de autovía que proponía el Gobierno de José María Aznar y que, consideran, «no afectaba a ningún centímetro de espacio protegido» de la sierra.
Plataforma ciudadana
El periodo de alegaciones a la vía rápida, que discurrirá desde la Venta del Alto (Sevilla) hasta El Rosal de la Frontera (Huelva), concluyó el 27 de febrero, día en el que se reunieron en Aracena unas 200 personas entre miembros de partidos políticos, organizaciones sociales, grupos ecologistas y vecinos de los pueblos de la Sierra de Huelva.
El encuentro fue el punto de partida de la «Plataforma No a la Vía Rápida», que ha anunciado ya la celebración de una manifestación el próximo sábado 28 para que Fomento renuncie al proyecto.
La oposición a la reconversión en vía rápida de la N-433 se puede resumir en dos argumentos. El primero de ellos se refiere a la propia naturaleza de la vía rápida, que tiene funciones similares a las de una autopista, con lo que su trazado conlleva el vallado metálico de toda su longitud.
El vallado, en palabras de los ecologistas, partiría el corazón del Parque Natural en dos mitades, por lo que, entre otros efectos, dividiría dehesas, obligaría al trazado de caminos rurales para adaptarlos a los nuevos pasos entre el vallado, dificultaría el tránsito de la fauna y fragmentaría y aislaría el territorio.
El segundo de estos argumentos tiene que ver con el diseño de esta vía. El PSOE afirma que el nuevo trazado seguirá el actual de la N-433 y que la única novedad son las variantes de las circunvalaciones que cruzan municipios como Aracena, Cortegana y Galaroza, entre otros.
Sobre este aspecto discrepa el representante de Ecologistas en Acción en la Junta Rectora del Parque Natural, Guillermo González, al afirmar que sólo una cuarta parte del trazado coincidirá con la N-433. Ello se debe, precisamente, a las diversas alternativas que propone el Ministerio para esas circunvalaciones.
Tanto la naturaleza como el trazado de la vía rápida tendrán su impacto medioambiental en un espacio de alta protección comunitaria. De hecho, las dehesas del Parque Natural de Sierra de Aracena y Picos de Aroche son Reserva de la Biosfera.
Bosques centenarios
Así, la vía rápida, según señala el PP, perjudicará a las dehesas y a bosques de castaños centenarios, destruirá espacios naturales singulares y especies, y afectará a acuíferos, bosques de rivera y vías pecuarias. Junto al «enorme» impacto ambiental, el coordinador del PP en la Sierra de Huelva y portavoz de este partido en Cortegana, José Enrique Borrallo, señala las negativas repercusiones sobre diversos sectores económicos muy relacionados con las dehesas, como son los de la cría y comercialización del cerdo ibérico, pero también otras industrias tradicionales como la castaña y el corcho.
Los colectivos ecologistas advierten, por su parte, que la reconversión de la N-433 no es el único proyecto de estas características, sino que otras dos autovías cruzarán la zona.
De un lado, el proyecto de Fomento para convertir en autovía de la N-345 entre San Juan del Puerto y Zafra, que junto a la N-433 formará una cruz en «pleno corazón de la Sierra», según el representante de Ecologistas en Acción. De otro, la autovía que entre Zalamea y Santa Olalla de Cala proyecta la Junta de y que, como puntualiza González, «discurre paralela» al proyecto de oleoducto de Gallardo.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...