Lunes, 30-03-09
El Consejo Consultivo de Andalucía ha emitido una resolución en la que asegura que el Ayuntamiento de Sevilla debe indemnizar en 33.950 euros a los vecinos afectados por una discoteca, que obtuvo licencia de apertura pese a estar en una Zona Saturada de Ruidos y en contra de las propias normas municipales. El Consejo Consultivo, en un dictamen al que ha tenido acceso Efe, critica la «dudosa rectitud» del Ayuntamiento y lo «irrazonable» de su comportamiento, al dar una licencia que las ordenanzas «impedían de todo punto».
Por ello, en su dictamen, aconseja al Ayuntamiento conceder a los vecinos los 33.950 euros que reclaman por los daños morales sufridos durante los cinco meses que la discoteca permaneció abierta. Se trata de una comunidad de propietarios próxima a la Plaza de Cuba, donde el 1 de octubre de 2003 obtuvo licencia de apertura una discoteca pese a estar en una Zona Saturada de Ruidos en la que, según la Ordenanza municipal contra el ruido, no se podían abrir pubs, salas de fiestas o tablaos. Pese a las reclamaciones de los vecinos, que entablaron un pleito judicial, el Ayuntamiento «mantuvo a ultranza» su decisión y la discoteca estuvo abierta hasta el 14 de febrero de 2004, con un «empeño denodado» del Consistorio por mantener una licencia que «contrariaba lo acordado por la Comisión de Gobierno».
El órgano consultivo afirma que el Ayuntamiento persistió en mantener la licencia con el argumento de que la Ordenanza contra el ruido no entró en vigor cuando se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia sino cuando se incluyó una Corrección de Errores, un argumento que el Consenso Consultivo considera «lisa y llanamente insostenible».

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...