Diez detenidos tras una protesta ecologista en la Torre del Oro
EFE / RAÚL CARO La Policía cortó la mitad de la pancarta en cuanto llegó
Jueves, 04-06-09
G. DE LA TORRE
SEVILLA. Un grupo de activistas del colectivo ecologista Greenpeace irrumpieron ayer por la mañana en la Torre del Oro, de la que se colgaron con la pretensión de desplegar una pancarta para denunciar los efectos del cambio climático sobre el turismo. Los responsables del Museo que alberga el histórico edificio asustados por «las formas avasalladoras» avisaron a la Policía, que finalmente detuvo a diez personas a las que se les atribuyen delitos de desorden público y resistencia a la autoridad.
Los integrantes del grupo ecologista -tres escaladores y siete miembros más para asegurarles- entraron en la Torre del Oro alrededor de las 10 de la mañana haciéndose pasar por turistas con la intención de desplegar una pancarta de 70 metros cuadrados con el lema «Cerrado por cambio climático». Su pretensión era llamar la atención sirviéndose de este icono turístico «sobre la influencia que el cambio climático está teniendo no sólo en los ecosistemas terrestres y marinos, sino también en el turismo, especialmente en el sur de la península» y más ahora en época de crisis, siendo este un sector esencial para la economía española, según explicó Aida Vila, responsable de la campaña sobre cambio climático de la organización.
Pese a que Greenpeace mantiene que fue, como todas su protestas, «una acción pacífica» el subdirector del Museo Torre del Oro, Fernando Camacho, explicó a ABC que primero entraron dos personas haciéndose pasar por turistas y a continuación siete personas más entraron «arrasando a los trabajadores de la puerta e imposibilitando detenerlos. Incluso me sujetaron y bloquearon la puerta de la azotea para impedirme acceder».

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...