La Fundación Persán, referente para la integración laboral del inmigrante
ABC Los cursos posibilitan que salgan profesionales inmigrantes preparados para el mercado laboral
Lunes, 29-06-09
PALOMA GUINEA
SEVILLA. Facilitar la acogida a la población inmigrante y su plena integración en la sociedad andaluza. Esta misión conforma el marco de actuación de la Fundación Persán que un año más, pone en funcionamiento actividades y convenios de formación e inserción con el objetivo de mejorar la situación de los inmigrantes en Andalucía y proporcionarles los medios laborales para el desarrollo de sus proyectos de vida.
Desde que iniciara su andadura en 2006, esta fundación surgida del deseo de la empresa sevillana Persán, especializada en la fabricación y comercialización de productos de limpieza para el hogar, de materializar su compromiso con la integración laboral de los inmigrantes se sustenta en la experiencia acumulada por la compañía durante 65 años de trabajo.
En dos años y medio, han llevado a cabo dieciocho cursos de formación, de los que se han beneficiado 240 personas. De ellas, un total de 216 se encuentran ya plenamente insertadas en el mercado laboral. El porcentaje de éxito que han alcanzado hasta hora es del 90%. «Es un error no preocuparse de este enorme potencial de mano de obra disponible», destacó Concepción Yoldi, presidenta de la Fundación Persán.
Para su incorporación a la gestión empresarial y la sensibilización de la sociedad, pone en macha, además de cursos de formación, convenios con administraciones públicas, ciclos de conferencias y proyectos de cooperación con los países de origen con la intención de proporcionar a los inmigrantes la formación especifica necesaria para su acceso al mercado laboral, ponerlos en contacto con las empresas y crear futuras sinergias entre empresarios y países de procedencia.
La fundación encuentra en sus cursos de formación, los mejores aliados para lograr que los inmigrantes puedan acceder a los puestos disponibles en el mercado. Asistentes para ancianos, niños y personas discapacitadas, camareras de piso, camareras de sala, cocineros, pintores y expertos en chapa y pintura finalizan sus estudios gracias a su labor, en disposición de convertirse en grandes profesionales. En el próximo año, prevén aumentar su número en colaboración con la Consejería de Empleo de la Junta.
Los cursos son acompañados con prácticas en empresas con posibilidades de una posterior contratación. Asimismo, se ofrece asesoramiento constante a aquellos que deseen formar sus propios negocios. Siempre, realizando seguimientos personalizados de la evolución de cada caso. Todo este esfuerzo hace que se preocupe especialmente, a la hora de seleccionar a los destinatarios de estas iniciativas. Se buscan los perfiles más adecuados a través de entrevistas personales. En total, la fundación ha realizado más de 1.300. A los candidatos se les exige el máximo interés y entrega, pero son muchas las prestaciones que reciben a cambio. «Nuestro objetivo es extendernos, con ayuda de la administración, a las necesidades de un mayor número de colectivos» explicó.

Enviar a:

¿qué es esto?