La nueva embarcación de la Fundación Nao Victoria flota ya en la ría de Punta Umbría a la espera de iniciar la travesía el próximo 28 de febrero hacia la Exposición de Shanghái 2010
ABC La eslora de la nave es de casi 52 metros, y dispone de tres mástiles con siete velas. Vídeo: M. TALEGÓN
Ficha técnica
El Galeón Andalucía es una fiel réplica a los navíos españoles que a partir del siglo XVI hasta el XVIII encabezaron las rutas comerciales entre España, América y Asia, por lo que su capacidad de almacenaje y dimensiones crecen considerablemente. El Andalucía alcanza una eslora de 52 metros, una manga de 10 y un puntal de 6 metros. Con tres palos -Mayor, Trinquete y Mesana- y un bauprés, tiene una superficie vélica de 962 m². Los materiales empleados para su construcción son la madera de iroko, roble y pino, fibra de vidrio y resina de poliéster, hierro fundido, hierro forjado, y clavazón de hierro galvanizado. Puede albergar 40 tripulantes y la velocidad media que se espera que alcance son los 5-6 nudos (unos 11 kilómetros por hora).
Actualizado Lunes , 30-11-09 a las 20 : 45
El Galeón Andalucía ha entrado en contacto con el agua y resuenan ya entre sus cuadernas las suaves olas de la ría de Punta Umbría. Durante 16 meses de trabajo en los astilleros de la localidad onubense se ha estado dando forma al nuevo navío de la Fundación Nao Victoria, y que se enmarca dentro del proyecto “Guadalquivir Río de Historia”. Así, la embarcación tiene previsto zarpar hacia Shanghái el próximo 28 de febrero para promocionar la Exposición Universal de la ciudad asiática allá por los puertos donde arribe y finalmente formar parte del pabellón español, entre sus principales objetivos.
El acto de la botadura, que ha estado dirigido por la periodista y ex corresponsal de TVE en Asia, Rosa María Calaf, ha transcurrido hoy por la mañana bajo una gran expectación y admiración –unas 400 personas- por las dimensiones de la embarcación, de más de 50 metros de eslora y 10 de manga y única réplica de los galeones españoles que en el siglo XVII realizaban las rutas comerciales hasta América y Asia.
En las palabras de Calaf que precedieron la tradicional rotura de la botella se hacían notar los años de su carrera por el lejano oriente. Recalcó que “la aventura y el viaje son los mejores métodos para el acercamiento a los demás y conectar con ellos y, en definitiva, vivir en un planeta en armonía”. Así, recordó “la experiencia vivida junto a la Nao Victoria en Tokio –hace cuatro años-, y que se vivió allá como una mezcla de sorpresa, incredulidad y admiración por parte de los japoneses”, con motivo de la Expo de Aichi en 2005. Calaf añadió que ahora es el turno del Galeón Andalucía, “digno sucesor de la nao Victoria, y que llevará hasta China la tecnología española actual unida a la recreación de la historia de las rutas comerciales entre España, América y Asia de otros tiempos. Será una excelente forma de caminar hacia la consolidación de las relaciones actuales con China”.
Por su parte, el presidente de la Fundación, Juan Miguel Salas Tornero agradeció a los múltiples instituciones y agentes sociales que han hecho posible este proyecto, y señaló que el día de hoy era “un momento crucial de la corta vida de la Fundación, nacida para mantener a flote la nao que le da nombre”. Relató cómo “en julio de 2008, se puso la primera cuaderna de un proyecto –aprobado por la Cortes Generales como acontecimiento de excepcional interés público e incluido en la Ley de Presupuestos Generales del Estado- con respeto histórico y máxima atención al medio ambiente, que conjuga la tecnología del siglo XVII como la ballestilla o el cuadrante junto a la electrónica española de última generación”.
En el turno de discursos, intervinieron también la presidenta de la Diputación de Huelva, Petronila Guerrero, quien destacó y agradeció el hecho de que la construcción se haya llevado a cabo en la provincia onubense, y el consejero de Empleo de la Junta de Andalucía, Antonio Fernández, que señaló la buena perspectiva comercial del proyecto con tierras lejanas, pero sobre todo, “el impacto en el empleo que se ha materializado en la escuela taller de carpintería de ribera llevada a cabo por la Fundación”, y apoyada por la consejería.
La nutrida presencia de autoridades y personalidades que presidieron el acto la completaban Petronila Guerrero, presidenta de la Diputación de Huelva; Cinta Castillo, Consejera de Medio Ambiente; Santiago Herrero, presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía; Antonio Ponce, presidente del Consejo Andaluz de Cámaras de Comercio; Gonzalo Rodríguez, alcalde de Punta Umbría; Luis Dacal, Capitán Marítimo de Huelva; José Antonio Marín, presidente del Puerto de Huelva; María Soto, directora de Relaciones Corporativas Heineken; Gabriel Dronda, jefe RR.PP. Rendelsur Coca Cola, e Ignacio Fernández Vial, diseñador del Galeón.
El cielo nuboso en gran parte de España dio una tregua y dejó un hueco de sol para hacer brillar aún más la rotura de la botella contra el galeón y la botadura técnica de éste. Es más, el viento intenso que reinó durante todo el acto parecía querer empujar ya al navío hacia su larga travesía. Millones de botellas se habrán roto contra barcos y otros tantos se habrán botado a lo largo de la historia marítima, pero no por eso deja de ser una operación laboriosa y festiva a la vez. Así, ante la atenta mirada de Fernández Vial, las labores para deslizar el galeón por la rampa de la botadura salieron correctamente y la panza del navío descansa ya en aguas de la ría, atracado junto al muelle del astillero.
Durante el acto, los estudiantes de la primera promoción de la escuela taller de carpintería de ribera, bajo el auspicio de la Consejería de Empleo de la Junta, que ha participado en estos 16 meses en la construcción del Galeón Andalucía recibieron sus diplomas. Junto a ellos, el equipo total de trabajo, formado por 300 personas –de forma directa e indirecta- y encabezado por el diseñador Fernández Vial, ha llevado a cabo la construcción del navío según las fuentes históricas consultadas -documentos conservados en el Archivo de Indias de Sevilla, modelos de Arsenal del Museo Naval de Madrid, y bibliografía de los siglos XVI, XVII y XVIII-. Entre los principales trabajos para ultimar la travesía queda la arboladura del navío, que irá dotado de tres mástiles y un bauprés, y que se realizará en los astilleros de Huelva en las próximas semanas, para después volver a Punta Umbría.
Tras las últimas labores para poner a punto la embarcación, el galeón zarpará rumbo a Sevilla en la última quincena de febrero, puerto del que la expedición partirá oficialmente.
Para entonces, el Galeón Andalucía tomará el relevo de la Nao Victoria para continuar con la labor divulgadora de la Fundación. En este sentido, durante su travesía, el navío –con una tripulación de unas 40 personas- recalará en los principales puertos de países del Mediterráneo como España, Francia e Italia, y del Mar Rojo como Egipto, y en otras ciudades asiáticas como Singapur o Hong Kong. Entre las actividades que desarrollará, están la de formación, investigación y divulgación de las ciencias e historia marinas, además de ejercer de embajador español y andaluz.
Así pues, en estos meses hasta que el Galeón Andalucía ponga rumbo a Asia, si uno pasa junto a la ría de Punta Umbría –con la inconfundible silueta del navío en sus aguas- no le será difícil imaginarse otros tiempos, con bodegas cargadas de exóticas mercancías, e intrépidos marinos españoles en busca de nuevas rutas marítimas comerciales.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...