Diego de los Santos__Hijo predilecto de El Viso, político, médico y escritor
«La Ley de Violencia de Género indigna a muchas mujeres»
KAKO RANGEL
Publicado Lunes , 18-01-10 a las 07 : 20
Ayer domingo, en su pueblo, El Viso del Alcor, fue nombrado hijo predilecto. En febrero aparecerá un libro polémico firmado por él: «Las mujeres que no amaban a los hombres».

—Son tranquilos en El Viso, ¿no?
—Sí, sí, la gente es tranquila.
—Se lo digo porque no se han dado mucha prisa en hacerlo hijo predilecto…
—Los nombramientos son cada cuatro años. Y ahora, a propuesta de un alcalde socialista, es cuando se ha decidido, de manera unánime por la corporación, darme el nombramiento.
—El caso es que ya es hijo predilecto de El Viso y me gustaría saber por qué el Viso tiene esa predilección hacia usted…
—En el año 85 un grupo de mujeres me montaron un homenaje. Lo de ayer debe ser una consecuencia de aquello, que fue una gran sorpresa para mí.
—Entiendo que ha llevado al Viso siempre en su corazón y en sus carpetas de la política…
—Siempre he tenido a mi pueblo en mi corazón. Y al revés porque la gente me quiere mucho.
—La política y la escritura son hermanas siamesas. Tengo entendido que acaba de escribir un libro titulado «Las mujeres que no amaban a los hombres»…
—Sí, está en imprenta, la editorial es Almuzara, y sale Dios mediante en la primera semana de febrero.
—Debo entender que no es un libro extraído de su experiencia vital y personal, sino que se trata de un ejercicio de investigación y aporte documental…
—Es un análisis histórico sobre una realidad terrible que nos ha tocado vivir en plena democracia: la culpabilidad por ley del hombre dentro del ámbito familiar. Basta una denuncia de una mujer por un insulto para que el hombre sea etiquetado de maltratador y no sólo pase a disposición judicial, sino que sea metido en el calabozo.
—El libro de los hombres que no amaban a las mujeres parece que está escrito en el espíritu y la letra del la ley de Violencia de Género…
—Hasta el punto de que cuando Zapatero viaja a Suecia para tomar posesión de su mandato europeo visita el barrio de Stieg Larsson y por ese mismo criterio ha recibido un premio de las feministas radicales de nuestro gobierno.
—¿Conoce usted a las feministas radicales del gobierno?
—Son claramente conocidas. El simple hecho de montar un Ministerio de Igualdad con delegaciones provinciales en toda España ya lo dice todo. Ese ministerio debería llamarse de la Mujer, puesto que defiende los intereses de la mujer frente al hombre.
—¿Y qué le parece a usted esa ley?
—Divide a la sociedad entre hombres y mujeres para discriminar al hombre frente a la mujer. Algo que va contra la Constitución y los Derechos Humanos.
—¿Hemos pasado de la dictadura del machismo al fundamentalismo radical feminista?
—Efectivamente. Hemos pasado del patriarcado a una dictadura de feminismo radical.
—El caso es que todo es una pura confrontación: ya sea religiosa, económica, política, de género… ¿Hay algún lugar para la paz?
—No es este el camino para llegar a la paz de la intimidad. Romper la intimidad familiar de padres e hijos es abundar en la disparidad y en la distorsión de nuestra sociedad.
—¿Qué es lo más importante que desvelará su libro?
—Que la mal llamada Ley de Violencia de Género es una distorsión de nuestro sistema democrático y una involución en la intimidad de las personas.
—Usted sabe que hay un juez de familia en Sevilla, Francisco Serrano, que ha tenido la osadía de criticar públicamente las consecuencias más polémicas de esa Ley. ¿Lo conoce?
—Lo conozco y lo admiro. Ha tenido el valor desde su trabajo en la función pública de denunciar algo que todo el mundo ve pero que nadie denunciaba.
—Ya ve cómo lo ha tratado la directora del Observatorio de la Ley de la Violencia de Género, descalificándolo profesionalmente y tachándolo de insensible…
—Pero sin dar un argumento porque no lo tiene. Algo intolerable desde el punto de vista intelectual.
—No teme que los que estáis dando la cara os la partan con los argumentos de siempre: machistas, fascistas, cavernícolas…
—El miedo paraliza a una sociedad. Y el acuerdo entre las feministas radicales y el poder no van a tolerar estas denuncias. Descalificarán porque no tienen argumentos. Sin la razón y por el miedo no me van a achantar.
—Espera usted tras la publicación de su libro conseguir que alguna mujer ame a algún hombre o eso ya a estas alturas de la pelea es imposible…
—Creo que hay muchas mujeres indignadas con esta ley. La misma Cristina Alberdi decía que la ley ponía los pelos de punta. Porque en contra de lo que piensan las feministas radicales, esta ley perjudica a la mujer. Porque es más desigualdad y más sufrimiento para todos.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...