Drástico recorte de coches oficiales en el Ayuntamiento de Málaga: de 23 a 8
ABC Teresa Porras, ayer
Sábado , 06-03-10
Mientras en Galicia se ha desatado la polémica por el uso que la ex portavoz del PSOE para Políticas Sociales en el Parlamento gallego, Laura Seara, hacía del coche oficial, el Ayuntamiento de Málaga anunció ayer que reducirá de 23 a 8 este servicio, lo que supondrá un ahorro anual de 108.000 euros y que los ediles que tengan que acudir a actos oficiales se desplacen en los vehículos de sus respectivas áreas, taxis o en transporte público.
El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, declaró ayer que la medida ha sido recibida por los concejales del equipo de Gobierno «con el mayor sentido de solidaridad y la máxima comprensión; no hay ninguna reticencia».
«Estoy muy satisfecho de ir encontrando líneas donde podamos ir reduciendo gasto», señaló De la Torre, que añadió que «tenemos que concentrar nuestra capacidad de gasto y de inversión allá donde sea más útil para la sociedad y para aquellos que lo están pasando mal con la crisis y porque tenemos que adaptarnos a un momento en el que no tenemos claro cuándo será la salida de la crisis».
La edil de Sostenibilidad y Servicios, Teresa Porras, informó de que esta medida anticrisis, que entrará en funcionamiento a partir del día 15, fecha en la que cumplía el actual contrato de «renting», va a suponer un ahorro anual de 108.000 euros aproximadamente, pasando de los 145.000 euros que costaban al año los 23 coches oficiales, a los 37.000 que costarían los 8 que quedarán en servicio.
La concejala desglosó el servicio que prestan en la actualidad los 23 vehículos y explicó que dos los utilizaba el servicio de Protocolo del Ayuntamiento, tres corresponden a los grupos de la oposición -2 al PSOE y uno a IU- y los restantes 18 estaban a disposición de los ediles y delegados del gobierno municipal.
La nueva rotación de coches oficiales quedará del siguiente modo: uno para el primer teniente de alcalde y concejal de Seguridad, Antonio Cordero; otro para Protocolo; tres para la oposición que, según indicó Porras, «deberán decidir si se quieren integrar en el nuevo sistema y renunciar a sus vehículos fijos»; y otros tres serán rotatorios.
Medidas de ahorro
La edil manifestó que otra de las alternativas para el transporte de concejales a actos oficiales será la flota de vehículos con las que cuentan las respectivas áreas municipales, el servicio de autobuses públicos y los taxis de la ciudad. Además, anunció que la próxima semana responsables del Consistorio mantendrán un encuentro con las asociaciones del taxi para cerrar los modos de pago de los servicios demandados por parte de los concejales. «Ante la crisis, medidas de ahorro», sentenció Teresa Porras.
El nuevo pliego que saldrá a contratación perseguirá que los ocho vehículos que se incorporen sean híbridos y que lleven un dispositivo GPS para que puedan estar localizados, de manera que se logre una mayor eficiencia a la hora del uso.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...