«Estábamos acomodados y hemos redescubierto el riesgo»
Publicado Lunes , 05-04-10 a las 08 : 19
Danza Invisible llevan treinta años en el mundo de la música y ahora se han permitido el lujo de publicar un disco de versiones, «Tía Lucía» (Dro) en donde recogen algunas canciones que sonaban en la pizzería del mismo nombre en la que tomaban algo después de ensayar. En este nuevo trabajo de los malagueños se recogen versiones de artistas variados, desde Smokie Robinson a Michael Jackson pasando por Roy Orbison e incluso Hilario Camacho.
Según admite Javier Ojeda, cantante del grupo, «es un disco que mira al pasado con la visión del futuro. Queríamos que sonara a Danza Invisible, por eso hemos hecho las versiones en español de estos temas clásicos porque llevamos treinta años defendiendo nuestro idioma y hubiera absurdo cantarlas en inglés».
Este proyecto nació en 1998 cuando reunieron algunas canciones para hacer su disco «En equilibrio». Entonces incluyeron el tema de Manzanita «Por tu ausencia». Sin embargo, ahora este viejo sueño ha cuajado por fin porque le han dado un argumento óptimo al disco: «Hemos incluido algunas de las canciones que escuchábamos en el Tía Lucía entre 1979 y 1989, era un lugar extraordinario, igual podías escuchar canciones de funky, soul, etc».
Una de las versiones más destacadas de este disco es la de «Tristeza de amor» de Hilario Camacho. En este caso los de Torremolinos le han hecho unos arreglos más simples, «porque la canción sonaba con unos arreglos un poco anticuados». Asimismo, se incluyen «covers» de Michael Jackson —«Human Nature (Naturaleza humana»—, Roy Orbison —«You Got It (Dime ven aquí)»— o Roque Narvaja —«Menta y limón—, entre otras muchas canciones.
Ojeda no cree que ahora se haga mucha peor música que en los años 80, pero «si comparas las radiofórmulas de aquellos años con las de ahora la diferencia es abismal. La música que se pinchaba antes en la radio era mejor y no existía tanta diferencia entre la música underground y la comercial».
En todo caso este grupo está muy satisfecho con el resultado de «Tía Lucía»: «Tengo la sensación de haber dado en el clavo. Durante muchos años hemos hecho el tonto en las producciones. Los discos no sonaban con la misma fuerza como nuestros directo. El productor, Miguel Paredes, de Málaga, ha logrado un sonido muy bueno. La portada la han hecho entre mi hermano y otros artistas de Málaga. Todos los músicos que participan son malagueños», dice Ojeda quien admite que «estábamos un poco acomodados y con este disco hemos redescubierto el sentido del riesgo, el hacer lo que queríamos hacer».
Ahora Danza Invisible prepara una gira en la que mezclarán las canciones de este nuevo disco con sus primeros trabajos. «Hace mucho tiempo que no tocamos en Sevilla y la verdad es que nos gustaría buscar una buena sala para dentro de un mes y medio porque siempre nos han tratado muy bien cada vez que actuamos ahí».

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...