Fútbol

Fútbol

África involuciona en «su» Mundial

Leyendas como Tostao desafían la teoría imperante y creen que la globalización desarraigó al «fútbol negro»

Día 23/06/2010 - 22.58h
El triste deambular del fútbol africano, que conducía hacia un fracaso estrepitoso en ‘su’ Mundial de no ser por el batacazo serbio ante Australia, ha abierto un profundo debate sobre si la globalización ha sido positiva o negativa para el ‘continente negro’. Erráticas se antojan las previsiones que hacían algunas leyendas del fútbol antes de arrancar el campeonato. El alemán Franz Beckenbauer y el brasileño Pelé apostaron por al menos un africano en 'semis', pero la realidad mira hacia otro lado.
"Estoy seguro de que un equipo local puede llegar hasta penúltima ronda. Ghana es potente, Costa de Marfil también y los sudafricanos gozan de la ventaja del factor campo", afirmaba el 'Káiser'. Carlos Alberto Parreira, seleccionador de los ‘Bafana’, recogía el guante. "Cuatro o cinco mundiales atrás los africanos todavía eran muy ingenuos. Desde que empezaron a competir en los principales clubes europeos han crecido muchísimo y dominan los preceptos básicos de este deporte", dijo el carioca. ¿Se olvidaron de todo?
Tostao, integrante del Brasil del 70 que llegó a ser calificado como el ‘Pelé blanco’, comparte hotel con este enviado especial y defiende una teoría muy diferente. “En 1994, con futbolistas como Kanú, los africanos jugaban muy bien. Dos años después ganaron el oro olímpico y superaron a argentinos y brasileños. Parecía que iban a dominar el mundo, tenían aprendido el fútbol de la calle. Pero la llegada masiva a África de entrenadores europeos y el hecho de que los mejores jugadores hayan emigrado a las grandes ligas, les ha hecho involucionar. Muestran un fútbol mucho menos alegre y vistoso, mucho más táctico y mecanizado. Han perdido sus raíces”, razona.
El mítico camerunés Roger Milla denunció este miércoles lo que, a su juicio, ocurre. “Faltan organización y disciplina. Los entrenadores europeos sólo quieren venir para rodearse de políticos y enriquecerse. Les falta trabajar”.
Poco optimistas
Steven Pienaar, estrella de los anfitriones, se veía venir el sufrimiento. Se sinceró desde el principio. "Aunque me gane enemigos por decirlo, creo que ningún equipo africano llegará lejos en el Mundial", anticipó el enganche del Everton. "Todos quedaron encuadrados en grupos difíciles y, por lo tanto, tengo que ser realista".
Después de superar la barrera de los cien partidos en Copa del Mundo con la eliminación de Camerún, cundió el desánimo. Al quedar apeada a las primeras de cambio, Sudáfrica se convirtió en el peor anfitrión en la historia de los Mundiales, pese a despedirse de su afición con una victoria ante la descompuesta Francia.
Nigeria, todavía peor. Se marchó incapaz de ganar un solo partido. La situación de Argelia era más que comprometida antes de arrancar la jornada final. Los 'Zorros' cayeron a última hora con Estados Unidos y ocuparon la última posición del grupo C. Su empate ante Inglaterra, un logro insuficiente.
Aunque de forma matemática aún mantenga esperanzas, Costa de Marfil ha sido un fiasco. Los de Eriksson precisan que Brasil gane a Portugal y apabullar a Corea del Norte para conjugar una diferencia negativa de nueve goles respecto a los de Queiroz. 
Gran debut
Ghana regaló la primera sonrisa merced a un triunfo 1-0 ante Serbia con un gol de penalti de Asamoah Gyan. Fue un gran debut sin su astro Michael Essien, lesionado. El once de 'Estrellas Negras' era el mejor situado para defender el orgullo del "continente del futuro del fútbol", como lo describió el presidente de la FIFA, Joseph Blatter.
Pero igualar 1-1 con los ‘Socceroos’, que jugaron más de una hora con diez hombres por expulsión de Harry Kewell, supuso un enorme paso atrás. Se la tuvo que jugar ante Alemania, en un mano a mano terrible. Perdió pero gracias a Australia, repetirá al menos la actuación de hace cuatro años en Alemania, donde Ghana cayó en octavos de final frente a Brasil (3-0). Era su debut absoluto en un certamen universal. Ahora, Estados Unidos es más asequible.
La Confederación Africana temía quedarse sin ilusiones para los cruces, algo que no sucede desde España-1982, cuando el formato era diferente y se celebraban dos fases que daban paso a semifinales. Camerún y Senegal destacaron a partir de entonces y pisaron los cuartos en 1990 y 2002, respectivamente.
Desde el primer hito africano en la Copa del Mundo, que arrancó con derrota 4-2 de Egipto contra Hungría en 1934, el fútbol continental no detuvo su crecimiento hasta que, paradójicamente, llegó 'su' Mundial, con récord de participantes. Gran éxito de pasión y colorido pero retroceso deportivo. Ghana es la excepción que confirma la regla.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue abcdesevilla en...

Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.