Andalucía

Andalucía

La niña de 10 años que dio a luz en Jerez llegó embarazada desde Rumanía

El padre de la recién nacida también es menor

Día 03/11/2010 - 16.38h
VÍDEO: ATLAS EFE
La niña de apenas 10 años de edad que el pasado día 26 de octubre dio a luz a un bebé en el Hospital de Jerez llegó hace apenas unos meses a España procedente de Rumanía, su país de origen, por lo que cuando recaló en la localidad sevillana de Lebrija, que es donde reside pese a no estar empadronada allí, ya estaba embarazada, según relata La Voz de Cádiz.
Según algunos vecinos del pueblo de Lebrija la menor, que tiene un aspecto muy aniñado según todos los que las han visto, se paseaba en evidente estado de gestación por la feria de la localidad, que se celebró a principios de septiembre, y en la que fue vista vendiendo claveles acompañada de algunos de sus familiares.
El hecho de que la protagonista de este hecho sea menor de edad ha arrojado muchas sombras sobre lo sucedido, sobre todo porque se han extremado las cautelas y el secretismo de las administraciones.
El padre de la recién nacida también es menor, tiene 13 años, y mantenía una relación consentida con la niña en Rumanía. Este precoz progenitor se quedó en su país, mientras que su 'novia' vino a España y ahora vive en Lebrija, en un domicilio de la calle Tejar en el que se instaló junto a sus padres cuando hace ya algunos meses llegaron a España. Según algunas fuentes consultadas, esta familia de etnia gitana se asentó en la localidad sevillana porque en ella ya residía un familiar de la pequeña.
Son pocos los datos que han trascendido sobre el parto, del que apenas se sabe que se produjo de forma natural y que el estado del recién nacido era bueno, aunque quedó ingresado unos días en el servicio de Cuidados Mínimos del centro sanitario en previsión de posibles complicaciones ante la edad de la madre. Finalmente, ambos recibieron el alta durante el pasado fin de semana.
Según algunas perosnas que han mantenido contacto con la familia el nacimiento ha sido recibido con mucha satisfacción tanto por la menor como por su entorno familiar. Así, la pequeña de 10 años y su madre comentaron a diversas personas que la niña convivía con su novio, además de recalcar que en su país era habitual este tipo de situaciones.
Núcleo familiar
En el supuesto de que la administración determine que los padres no están en condiciones de hacerse cargo de la niña y su bebé, «intentará reforzar la protección y evaluar si en su núcleo familiar extenso pueden asumir esta responsabilidad», ya que la pequeña, «aunque haya sido madre es menor, y tan menor, pues sólo tiene diez años», explica Navarro.
La Consejería, que no tenía noticias sobre el caso hasta que le fue comunicado desde el Hospital de Jerez, ha indicado que no había establecido con anterioridad medida de protección sobre el núcleo familiar ni sobre la menor concretamente, por lo que ésta se encontraba bajo la responsabilidad legal de sus padres.
Los servicios sociales del Ayuntamiento de Jerez no tuvieron conocimiento de los hechos hasta el viernes, si bien no prestaron asistencia alguna ni al bebé ni a la madre, ya que residen en la provincia de Sevilla.
Por su parte, el presidente de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), José Manuel Bajo, ha expresado su confianza en que la salud física de la niña de diez años no se vea dañada, dado que el parto se ha producido de manera natural. Tanto la niña como su recién nacida gozan de buen estado de salud tras el parto registrado el pasado 26 de octubre. Sin embargo, los expertos consideran el embarazo precoz un problema de salud grave, tanto para la madre como para su hija, hasta el punto de que peligra la vida de ambas y aumenta el riesgo de que el bebé sufra discapacidades. En estos casos, ha apuntado Bajo, son frecuentes las césareas, al no estar en la adolescente completada la maduración del esqueleto de su pelvis, por lo que la cabeza del feto no es capaz de atravesar el canal óseo que le conducirá desde el útero al exterior.
El presidente de la SEGO ha indicado que en España las niñas empiezan a menstruar entre los 9 y los 13 años, pero hasta un año o un año y medio después no son fértiles, siendo anómalo tener el primer embarazo antes de los 16 años. Que se trate del primer hijo es otro factor de riesgo, porque siempre se tiene mayor probabilidad de padecer un sufrimiento fetal durante los últimos períodos del embarazo y en el parto. En ocasiones, según los ginecólogos, existen otros factores de riesgo como una nutrición inadecuada en las adolescentes embarazadas, que tampoco guardan el reposo necesario ni vigilan el bienestar físico que requiere el embarazo. También suele darse una habitual ausencia de cuidados prenatales en las jóvenes madres por la frecuente negación del embarazo por parte de la adolescente.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.