Sevilla

Sevilla

La Policía desmantela una red de venta de drogas y armas

La operación se desarrolló en las Tres Mil Viviendas y se saldó con 35 detenidos

Día 18/12/2010 - 22.33h
A las 08.00 horas del pasado viernes, un dispositivo policial compuesto por 80 agentes de distintas unidades se desplegó por las zonas más conflictivas de las Tres Mil Viviendas. Desde el mes de agosto la Unidad de Droga y Crimen Organizado (Udyco) estaba sobre la pista de la existencia de una importante organización criminal radicada en Sevilla, donde se dedicaba al tráfico de armas de guerra y droga.
Finalmente, esta semana la Policía había recabado todos los datos después de meses de una compleja y delicada investigación, según dijo ayer el jefe de la Brigada Provincial de la Policía Judicial, Manuel Piedrabuena, quien dio los detalles de la operación que ha permitido desmantelar a la red, detener a 35 personas, todas de nacionalidad española y dos de ellas con antecedentes penales por delitos contra la propiedad privada y por tráfico de estupefacientes.
Los agentes registraron cinco domicilios, en uno de los cuales detuvieron a 27 personas, al tratarse al parecer de la vivienda en la que se vendía la droga. Piedrabuena dijo que ninguno de los detenidos portaba armas en el momento de la detención, aunque en el domicilio del jefe de la organización se acumulaba un verdadero arsenal compuesto por rifles, pistolas, subfusiles de guerra con sus cargadores, un revólver, cartuchos, munición, chalecos antibalas, diversos tipos de armas blancas y hasta un trabuco. El cabecilla de la banda es J.M.C.S. y tiene 28 años. Con una detención anterior, su función principal era dirigir las operaciones de abastecimiento y suministro de droga, así como encargarse de la posterior recaudación de las ganancias obtenidas con la venta.
Según explicó Piedrabuena, la organización contaba con ese importante arsenal para utilizarlo en su defensa personal, aunque también vendían las armas e, incluso, las alquilaban a delincuentes para realizar atracos puntuales. La información de la que dispone el jefe de la Policía Judicial le llevó a afirmar que el clan llevaba traficando con drogas desde hace bastante tiempo, que vendía entre 800 y 1.000 papelinas diarias, con lo que conseguía un beneficio de entre 7.000 y 8.000 euros diarios.
La operación policial se alargó durante seis horas y afectó a varios núcleos de viviendas de las Tres Mil, algunos de la barriada Murillo y otras de los pisos conocidos como Los Verdes. El punto de venta de la droga estaba en Las Vegas y en la puerta había un cartel manuscrito en el que se anunciaba sin ningún pudor y con todo detalle el «horario de atención al público» para la venta de droga. En el cartón rezaba «Abrimos desde las 8 de la mañana a las 6 de la tarde, todos los días». La Policía informó que otro de los pisos registrados había sido anteriormente el punto de venta y en él se encontró otro cartel remitiendo al «nuevo despacho de droga».
Cuando los efectivos policiales entraron en el piso de Las Vegas encontraron allí a 27 personas; todas fueron detenidas aunque está por determinar si todas pertenecen a la banda o algunos eran meros consumidores. Allí se incautaron 150 gramos de cocaína, 150 gramos de heroína, una pistola y diversos útiles usados para la preparación de las sustancias.
En la vivienda del jefe de la banda, un piso de Los Verdes, estaba el grueso del material y allí se encontraba también su esposa, R.A.M de 26 años, con dos detenciones policiales anteriores, que era la encargada de contactar con el resto de miembros de la organización. El encargado y supervisor directo de la venta de la droga era R.G.M. de 25 años, que tiene tres detenciones policiales anteriores, mientras que el encargado de abastecer de droga el punto de venta era F.J.H.O., de 22 años y con dos antecedentes policiales.
Manuel Piedrabuena indicó ayer que la Policía considera cerrada la operación, aunque los detenidos aún se encuentran prestando declaración policial y no han sido pasados a disposición judicial. Por lo tanto, agregó que si a resultas de las declaraciones se encontrasen nuevos detalles que requieran retomar la investigación no habrá inconveniente en reabrir el caso.
El jefe de la Brigada Provincial de la Policía Judicial dijo que esta operación es una de las más importantes que se ha desarrollado en la ciudad, aunque no es la única en la que se ha requisado armamento de guerra. Agregó que intervinieron un total de 80 agentes de distintos cuerpos, como la Brigada de Seguridad Ciudadana, los Grupos Operativos Especiales de Seguridad (GOES), de la Unidad el Subsuelo y de la Comisaría del Distrito Sur. Por último agregó que la estructura de la Udyco se ha remodelado y dispone de 20 efectivos más.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue abcdesevilla en...

Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.