Fútbol

Fútbol

Raúl busca adaptarse al Schalke

El goleador se ha convertido en el preferido de la afición del equipo minero del Ruhr como en sus mejores años en el Real Madrid

Día 22/12/2010 - 14.20h
Con dos goles, de izquierda y de derecha, ante el Hapoel de Tel Aviv, Raúl no sólo acaba de acceder al trono de goleador de la historia de la Champions League sino que ha tenido ocasión de mostrar por primera el nuevo acento adquirido por su vida en Alemania.
El ex capitan madridista pudo practicar sus dos primeras palabras alemanas en público: “Danke schön” dijo para agradecer a Franz Beckenbauer las palabras de encomio y reconocimiento:
"Raúl ha entrado en la historia del fútbol hace tiempo ya. Es una leyenda", dijo el káiser de quien ha sido capaz de colocar 68 goles entre las mallas.
Al éxito se ha sumado poco después el triplete marcado al Werder Bremen, haciendo dispararse la alicaída moral del viejo equipo minero que ha incorporado a Raúl y a Metzelder en busca de recuperar la gloria perdida.
El goleador, transformado en el preferido del público como en sus mejores años del Real, no dudó en pedir el preciado balón de la jornada y dedicárselo a sus hijos que cumplían años, en uno de sus gestos familiares que tan buena acogida tienen entre los alemanes.
Pero el paso del blanco al azul y de la Castellana al húmedo valle del Ruhr no ha sido automático; se quedaba “demasiado retrasado”, según la prensa. Pero a medida que se ha ido haciendo a la legendaria camiseta del Schalke, el veterano delantero parece haber reencontrado el camino a la portería contraria y ha anotado 8 goles.
El entrenador lo ha movido hacia el área vecina, servido atentamente por Farfán, que pierde en cambio la iniciativa en punta y del que se ha hablado que podría ir al Sevilla o al Valencia: "Es correcto concentrarme en poner a disposición de Raúl y Huntelaar tantas buenas oportunidades como pueda. Ahora tenemos dos delanteros de ataque", admite Farfán.
Pero los goles de Raúl han sido hasta ahora en casa y, si los tres tantos al Bremen le han ganado una página del Bild, mostrándolo en pase taurino y con un titular de “TORero” (Tor es gol en la liga de Merkel), derrotas posteriores mantienen al equipo en posición inestable y en el puesto 15 de la liga local.
Un equipo de culto en Alemania
El Schalke 04 es un equipo de culto en Alemania, que tomó el nombre de una mina de carbón y cuyos primeros equipos eran mineros; y con una afición acostumbrada a exigir una entrega total en el campo, como durante la semana en el tajo, tal como definió célebremente Rudi Assauer al equipo de Gelsenkirchen.
Sus toscas formaciones de "euro-fighters" llegaron a conquistar la Copa de la UEFA en 1997, hoy ya un mito; luego, un camino hacia la normalización se inicia con la nueva Arena, el juego se refinó y el equipo se coqueteó en ocasiones con el título de la Bundesliga, perdido literalmente en 2001 en el último instante ante el Bayern, lo que volvió a recrudecer los sentimientos de simpatía general hacia el Schlalke.
Raúl, Christoph Metzelder, José Manuel Jurado y Klaas-Jan Huntelaar han llegado en una nueva oleada de apuestas inversoras del poderoso entrenador y manager Felix Magath, tras un tiempo de extravío y a fin de evitar un descenso y a ser posible recuperar la grandeza.
El ex capitán nacional, estrella indiscutible como reconoce otra estrella encubierta como el peruano Farfán, parece haberse ganado con su espíritu de trabajo el corazón de esta especial afición; al menos en la Copa de Alemania –primero de grupo- y en la Liga de Campeones –ya en octavos- pues en la Bundesliga algo no termina de funcionar y el equipo se veía recientemente humillado por el Kaiserslautern hasta un 5-0.
"Estoy decepcionado y enfadado”, dijo Magath, "parece que algunos jugadores siguen soñando con la Liga de Campeones”, en referencia 3-0 al Olympique Lyon, que los ha puesto en octavos. “No comprendo cómo se puede afrontar así un partido de tanta importancia".
Pero con la llegada de los goles de Raúl, Magath ha sido el primer aliviado, tras recibir críticas por el español: "¿'Rauleará' por fin el Schalke?", se había preguntado el popular diario Bild, de un delantero rezagado por más que su entrenador aseguraba que “goza de toda la libertad en el campo”.
"No he perdido el olfato goleador", asegura un Raúl dispuesto a mantener vivo al Schalke pero que, tras marcar 317 tantos con el Madrid, nunca imaginó empezar una Bundesliga con peligro de descenso a la sima más profunda.
Tanto él como el holandés Klaas-Jan Huntelaar han llegado al Schalke pensando sumarse a un equipo capaz de pelear el primer título alemán, la Bundesliga. Son los actuales subcampeones de la Liga, y al iniciarse la temporada todo indicaba que estaban en forma como para volver a ganar un título, por primera vez desde 1958.
El fichaje del madridista, siete veces campeón en España y tres ganador de la Liga de Campeones, había acrecentado tanto las perspectivas de gloria que el portero Manuel Neuer comparó su llegada con “la memorable afiliación honorífica del Papa” al equipo minero, referencia a la inusual opción de Juan Pablo II en 1987.
"Ha sido un comienzo muy complicado", admite Raúl, excusando que “la falta de gol genera a su vez ansiedad”. Magath aduce que "nuestros jugadores están acostumbrados a pelear la punta de la clasificación. Por eso que no conseguimos hacer frente a esta situación".
Pero excusa al jugador y con la llegada de goles asegura que “nunca he dudado de él”. El delantero “no es alguien que necesita que le dé consejos” y “ya en los entrenamientos es claro que no ha perdido nada de su peligrosidad”. Raúl sería “positivo” y ha querido “ayudar al equipo en el mediocampo” con lo que Metzelder admite que han tenido que avanzar la línea para que Raúl “no se replegase tanto” y se quede cerca del área buscando hueco.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue abcdesevilla en...

Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.