Córdoba

Córdoba

Córdoba

«En España nunca hubo industria; el cine depende de la televisión»

José Luis Garci y Oti Rodríguez Marchante buscan la entraña del séptimo arte en la segunda conferencia de ABC por la Capitalidad

Día 05/04/2011 - 09.26h

Conferencia quizá no sea la palabra más exacta para definir lo que hicieron ayer José Luis Garci y Oti Rodríguez Marchante en la ermita de la Candelaria. Fue una conversación de cinéfilos donde, como sus protagonistas dijeron, sólo faltaba el tabaco, una tertulia donde se iba tirando de los temas y por eso no tenía ni principio ni final.

La segunda de las conferencias de ABC por la Capitalidad Cultural tuvo más de charla y de recuerdos que de magisterio, pero el público la disfrutó igual. Garci comenzó confesando que ahora apenas va al cine y de ahí derivó la conversación a la primera película que uno y otro, el crítico y el director, habían visto en su vida. Oti Rodríguez Marchante lo tenía claro: «Debió de ser cuando mi madre mi llevó a ver “Mary Poppins”». Sin embargo, para Garci hubo algo más, el NODO, que precedía a todas las películas de su época. «No en los actos de Franco, sino porque era una ventana abierta al mundo», concluyó.

Por «Las cuatro plumas» o «Ríos sin retorno» llegó la conversación hasta un tema capital en España, no por su presencia, sino por su ausencia. «En España no ha habido nunca industria. Lo único fue Cifesa, en los años de la posguerra», resumió Garci, que después concedió que la producción cinematográfica actual depende sobre todo de la aportación de las televisiones, porque sin su concurso «sería imposible».

Esta industria de la edad dorada de Hollywood hizo posible que convergieran muchos talentos en los estudios, porque era una época, como recordó Oti Rodríguez Marchante, en que los guiones podían escribirlos «gente como William Faulkner o Raymond Chandler».

Pero fue una noche donde se habló de los grandes protagonistas: directores, actores y cineastas. Garci insistió en su idea de que el siglo XX fue el siglo «del cine y del deporte» y situó la edad dorada entre los años 30 y 60. Para él, ningún arte fue capaz de producir tantas obras maestras como las que se dieron en tan poco tiempo de forma consecutiva.

«El cine de Hollywood es la novela, mientras que el europeo es el ensayo. Depende de lo que guste más», dijo al referirse a las dos formas de acercarse al séptimo arte.

Influencia

No es una creación aislada, sino que ha influido en la sociedad, de forma que según él está todavía por hacer la gran historia del cine en la que se cuente cómo se convirtió en un espejo que reflejaba la forma de ser de la gente y a la vez influía en ella.

Gran parte de la conversación se centraba en aquellos directores que según el cineasta madrileño «fueron unos aventureros que inventaron una forma de contar».

Salieron entonces algunos de los nombres míticos: «El padrino» como la última de las grandes obras maestras, las genialidades y contradicciones de Orson Welles, Woody Allen, Wilder o Chaplin.

No faltó el tema del pirateo, y aunque el cineasta se confesó poco ducho en lo que se puede hacer a través de la red, sí que lo miró con indulgencia. «No me parece mal que descarguen las películas y las roben; eso quiere decir que por lo menos las van a ver», apostilló.

De ahí al cine español y sus grandes genios: Berlanga, Buñuel y Erice, por este orden y a continuación Pedro Almodóvar. Del autor de «El Sur» Rodríguez Marchante por ejemplo dice que sus pocas películas y los problemas con ellas, pese a ser tan buenas, «delatan cierta impotencia». Aún así, Garci defendió las películas españolas, como «Pan negro».

Garci dejó caer bastante sobre su nueva película, que ya tiene un guión escrito y hasta visitas a las posibles localizaciones. Tendrá como protagonista al detective Sherlock Holmes, que tiene que resolver un caso en la España de 1890. «Es un gran choque cultural». Dejó algunas pinceladas más: el director artístico será el veterano Gil Parrondo, con el que conoció la muy británica biblioteca del Casino de Madrid, aunque es un proyecto que todavía tendrá que esperar bastante para ver la luz.

Y hasta encontró puntos en común entre el cine y el fútbol, dos pasiones que nunca mezclará. «Ambos son cuestión de la mirada de una persona. Es como en un partido, que Xavi ve lo que hay que hacer antes que nadie. Al ver una película, piensas lo mismo, pero te das cuenta de que ya lo ha hecho otro».

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.