Sevilla

Sevilla

Parón en las obras del Hospital Militar y despido de trabajadores

Los obreros afectados dicen que la remodelación del centro va a seguir al ralentí porque el SAS no paga a la empresa adjudicataria de las obras

Día 12/05/2011 - 07.35h

En torno al 80% de los obreros que han estado trabajando en las obras de remodelación del antiguo Hospital Militar ha abandonado el tajo esta semana, según denunciaron ayer a ABC los trabajadores afectados, quienes señalaron que la obra va a quedar prácticamente parada, puesto que el personal que se va a mantener es prácticamente testimonial y así no se podrán cumplir los plazos de terminación anunciados.

Los afectados han venido trabajando en los últimos meses a buen ritmo y aseguraron que han cobrado sus salarios con normalidad, pero ahora se ven sin trabajo y la explicación que han recibido es que el Servicio Andaluz de Salud no paga a la empresa concesionaria, Isolux-Corsam-Covian. Fuentes de la Consejería de Salud dijeron al respecto que no hay ninguna novedad en los plazos de la obra, ni en los pagos y la constructora no respondió a las preguntas de ABC, pero a simple vista se puede comprobar que los trabajos en el Hospital Vigil de Quiñones están prácticamente paralizados, como denunciaron los trabajadores despedidos.

El proyecto de la Junta para remodelar el Vigil de Quiñones contempló una inversión de 44 millones de euros, fondos con los que se contaba para ampliar la zona de escaleras y ascensores entre la planta cuarta y la 12 del edificio principal. También estaba previsto la construcción de un edificio nuevo de dos plantas en una superficie de 1.500 metros cuadrados y la restauración del resto de pabellones. La última fecha estimada para la finalización de los trabajos fue 2013, pero ahora estos plazos pueden tener que ser revisados, sobre todo si no cambia la situación de lentitud en los trabajos. El Hospital Militar fue cedido a la Junta de Andalucía después de una complicada negociación en 2004, fecha en la que se firmó el protocolo por el que el Hospital Vigil de Quiñones pasó al Servicio Andaluz de Salud. Entonces la consejera del ramo, María Jesús Montero, anunció inversiones millonarias para convertir el antiguo Hospital Militar en un centro de referencia. Las previsiones del Gobierno regional eran ubicar en el complejo hospitalario una comunidad terapéutica, un hospital de salud mental, un centro de salud, un centro de alta resolución (Chare), 31 consultas de especialidades médicas y quirúrgicas y hasta una Unidad de Neurorrehabilitación para lesionados medulares y pacientes afectados de daño cerebral, que sería un «referente en todo el territorio andaluz». Además, la consejera Montero aseguró en 2004 que todo estaría en funcionamiento sólo dos años después, es decir como muy tarde en 2006.

Recordar esas fechas en el estado en que actualmente se encuentran las obras del Vigil de Quiñones causan cuanto menos perplejidad. La Junta pensó sufragar estos gastos con las partidas que esperaba recibir por el pago de la deuda histórica, pero al recibir solares en lugar de fondos en efectivo, estos planes se cayeron como un castillo de naipes.

Hasta ahora sólo se ha puesto en marcha una comunidad terapéutica con 20 camas y 30 plazas para programas de día, un hospital de día de Salud Mental y el centro de salud de los Bermejales, con 29 consultas.

El Equipo Quirúrgico sigue sin fecha

El solar del antiguo Equipo Quirúrgico es otro ejemplo de la dejadez de la Administración sanitaria, que proyecta y anuncia instalaciones que después es incapaz de llevar adelante en los plazos previstos. Es más, en el caso del Equipo Quirúrgico ni siquiera hay signos de que vayan a comenzar las obras previstas.

El edificio fue transferido por el Ayuntamiento a la Junta de Andalucía en el años 2005 para instalar allí un centro de alta resolución, Chare, que debería haber entrado en en servicio en el año 2009, plazo que se quedó en una mera declaración de intenciones. Hasta ahora el retraso en el proyecto del complejo de Menéndez y Pelayo se había achacado a que el proyecto redactado después del derribo del antiguo edificio, requería una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) por su altura, pero finalmente consiguió la licencia.

Aún así, las obras para las que se previó una inversión de 23 millones de euros, no han comenzado y siguen sin fecha.

Fuentes del Servicio Andaluz de Salud consultadas ayer por ABC indicaron que no hay novedad alguna sobre el futuro del edificio, ni para el comienzo de las obras.

Faltan medios

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue abcdesevilla en...

Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.