Cultura

Cultura

David y Goliat

Compartir

Día 05/11/2011

Por una de estas paradojas que suelen darse en los festivales de cine, ayer a la misma hora que los invitados a la inauguración sufrían en silencio un sucedáneo berlanguiano, «Los muertos no se tocan, nene», los afortunados espectadores de «La roca», en Nervión Plaza, disfrutaban del cine en mayúsculas gracias a este magnífico documental.

García Sánchez ha dado numerosas muestras de poseer talento para la comedia, pero también es justo reconocer que en sus últimas películas parece haber perdido ese estado de gracia. En su último trabajo lo intenta a partir de una novela de Rafael Azcona, habitual guionista de Berlanga, pero el resultado, tristemente, no está a la altura de quien está considerado el mejor guionista de la historia del cine español.

Durante la proyección de «Los muertos no se tocan, nene» se tiene la permanente sensación de estar ante un quiero pero no puedo, ante un intento de emular al maestro Berlanga y al Ferreri de «El pisito» o «El cochecito», pero sin lograrlo ni por asomo. Esta vez no están López Vázquez, Luis Escobar, Amparo Soler Leal o Agustín González y, aunque los intérpretes se afanan por dar consistencia a sus personajes, el resultado no es igual. Brillan con luz propia Carlos Álvarez, muy bien caracterizado, y el andaluz Pepe Quero, así como María Galiana, con un pequeño papel. Otros, como Carlos Larrañaga, tienen en su contra el hecho de haber sido incomprensiblemente doblados.

A pesar de estar financiada por numerosas instituciones públicas asturianas (la productora es del Principado), riojanas (se rodó en Logroño) y andaluzas (quién sabe por qué), tiene todo el aspecto de película pobre rodada casi entera en una única localización. Para colmo tiene situaciones escatológicas, más propias de una película de Jaimito y no duda en intentar plagiar, con nula fortuna, uno de los mejores gags de la serie de televisión «Frasier».

D Frente a esta propuesta, una película que sorprendió muy gratamente ayer fue «La roca», un documental del andaluz Raúl Santos. Realizado primorosamente a lo largo de más de año y medio de trabajo, es un título que debería estar al alcance del gran público en cines y en televisión para que permitiera conocer más de nuestra historia reciente. En «La roca» hay espacio para el humor, la música y la emoción; es, y se nota, una película hecha con el corazón, que entretiene y sorprende. Muestra las vivencias de linenses y gibraltareños, con su retrato humano y anécdotas, pero también repasa la evolución de la compleja y apasionante relación entre Gibraltar y sus vecinos con un riquísimo material de archivo. Historias como la del radioaficionado, o el grupo de música Los Rocking boys, los perros «matuteros» que pasaban mercancía de contrabando o la del bombardeo durante la II Guerra Mundial, son sólo algunas de las que sorprenderán muy gratamente a quienes tengan la fortuna de conseguir

alguna entrada para las dos proyecciones previstas en el festival. No se la pierdan.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue abcdesevilla en...

Lo ?ltimo...

Hoy en TV

Programación Televisión

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.