Toros

Toros / toros

Flores, brava cosecha mexicana del 91

Compartir

El azteca ganó la partida a Fernando Adrián en su mano a mano en la Feria de Valdemorillo

Día 05/02/2012 - 18.59h

Amanecimos con las portadas de Rubalcaba como ganador del mano a mano con Chacón en el albero socialista. Y la mañana continuó con otro duelo, esta vez taurino. Valdemorillo era el escenario donde se disputaban las glorias dos novilleros sobresalientes de 2011: Sergio Flores, de México, y Fernando Adrián, de España, ambos vestidos de azul cielo y oro. Dos promesas a tener en cuenta, aunque una con más aroma, Flores, cosecha mexicana del 91 que nos trasladó a la primavera de abril en plena ola de frío.

El de Talxcala, que ya cautivó el pasado año en Las Ventas, volvió a pisar fuerte en las proximidades. México arrea con militares del toreo a los que las empresas españolas deberían dar sitio: Saldívar, Juan Pablo Sánchez, Silveti… Da gusto ver a jóvenes con la ambición de Sergio Flores, que ha cruzado el Atlántico en la búsqueda del sueño de ser alguien en la Fiesta. Pero lo de este novel no es solo disposición. Del bravo Flores brotan un ramillete de condiciones: valor a raudales, temple exquisito, clase, cintura rota, sentido de la colocación… Fantástico concepto del toreo y mucha expresividad. Y si a eso se le añaden esas pinceladas aztecas que tanto gustan acá -como esas caleserinas al quinto-, el cóctel se llama torero universal. Más áspero resultó este último de su lote que sus hermanos, con el que se vivieron escenas de toma y daca, de la emoción de saber cómo acabaría la pelea. El azteca nunca se arrugó y acabó metiendo en el canasto al animal, con el que se ganó una oreja.

Casi a la perfección había entendido a un tercero complicadote, al que desgranó meritísimos muletazos. Pero ¡ay! esa espada. Necesita carretón. A la segunda mató al noble primero del desigual e interesante conjunto de Fuente Ymbro, con el que ligó, templó y bajó la mano. Una serie diestra, hilvanada a un bello cambio de mano y un hondo pase de pecho, tuvo sello superior. A derechas o al natural, ¡vivan México y su Fiesta Brava!

Adrián (1992), discípulo de la Escuela de El Juli, también reúne cualidades aunque con registros distintos a los de su rival. Sabedor de que el enemigo era amo ya de la puerta grande, no se amilanó y salió a revientacalderas en el sexto. Dispuestísimo con el capote, de hinojos y erquido, con una media fabulosa. Ya desde el principio se vieron las buenas condiciones del fuenteymbro, al que trazó un estupendo primer tramo de faena con otro más irregular cuando el novillo se rajó en las querencias. Le echó ganas ansioso del éxito, pero marró con el acero –también una asignatura pendiente- y perdió una oreja. Sí la había conseguido frente al cuarto, aunque no en su entonada labor inicial. A pie se marchó mientras Flores era izado a hombros justo en el aniversario de su Monumental de México, escenario donde aspira estar la próxima temporada.

FICHA

PLAZA DE LA CANDELARIA. Domingo, 5 de febrero de 2012. Segunda de feria (matinal). Un tercio de entrada. Novillos de Fuente Ymbro, desiguales de presencia aunque de interesante juego en conjunto; algunos más bravucones que bravos.

SERGIO FLORES, de azul cielo y oro. Pinchazo y media (oreja). En el tercero, tres pinchazos, estocada que hace guardia y dos descabellos. Aviso (silencio). En el quinto, media perpendicular (oreja). Salió a hombros.

FERNANDO ADRIÁN, de azul cielo y oro. Metisaca en los bajos, estocada y tres descabellos. Aviso (saludos). En el cuarto, estocada (oreja). En el sexto, bajonazo y dos descabellos. Dos avisos (ovación de despedida).

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue abcdesevilla en...

Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.