Cultura

Cultura

Muere a los 90 años el tenor Carlos Munguía

Favorito de Ataúlfo Argenta, el cantante donostiarra grabó más de treinta títulos de zarzuela

Día 23/02/2012 - 10.22h
Muere a los 90 años el tenor Carlos Munguía
JOSÉ USOZ

Compartir

Carlos Munguía, uno de los más populares voces de nuestra zarzuela, falleció el lunes en San Sebastián, la ciudad en la que había nacido hace noventa años. Los más de treinta títulos de zarzuela que grabó, buena parte de ellos bajo la batuta de Ataúlfo Argenta, han dejado una huella imborrable del tenor entre los aficionados a la zarzuela. De «Doña Francisquita» a «Los gavilanes», de «El caserío» y «Bohemios» a «El dúo de “La africana”», en todas estas grabaciones mostró la luminosidad de su canto, la claridad del timbre de su voz, que movía con teatralidad.

Carlos Munguía había comenzado su carrera, como tantos cantantes de aquella ciudad, en el Orfeón Donostiarra, donde entró antes de cumplir los 18 años de la mano de otra figura legendaria en la música española: Juan Gorostidi, entonces director del conjunto. Su primera actuación solista fue en «La damnation de Faust», de Berlioz, en el teatro Victoria Eugenia de su ciudad natal. Freitas Branco dirigía al Orfeón y a la Orquesta Nacional de España. Munguía, como sus compañeros, tuvo que compatibilizar su labor en el Orfeón —un coro no profesional— con su trabajo como jefe de compras en un taller. En 1950 dejó el Orfeón para probar fortuna como cantante profesional; el «Magnificat» de Bach, nuevamente en el Victoria Eugenia; y el estreno de la ópera «La Lola se va a los puertos», de Ángel Barrios, en el Liceo barcelonés, fueron sus primeros trabajos.

El encuentro, en 1953, con Ataúlfo Argenta, sería determinante para su carrera, ya que el director cántabro contó con él para buena parte de las zarzuelas que grabó hasta su muerte, en 1958. En ellas coincidió con cantantes de la talla de Manuel Ausensi, Teresa Berganza, Pilar Lorengar, Ana María Iriarte... Participó también en las funciones de «Doña Francisquita» que, dirigidas por José Tamayo, reabrieron en 1956 el teatro de la Zarzuela. Allí coincidió con Alfredo Kraus, que siempre alabó la voz del donostiarra.

Otras actuaciones suyas en los años cincuenta y sesenta fueron «Faust», en Málaga, con Pilar Lorengar, Manuel Ausensi y Antonio Campó; «Otello», en San Sebastián, al lado de Mario del Mónaco; «Luisa Fernanda», con .Dolores Pérez y Conchita Balparda; «Bohemios», con Ana María Olaria, en una nueva versión de Rafael Ferrer y Antón García Abril; y «Pan y toros», versión de Pablo Sorozábal de la obra de Barbieri, donde actuó con Marta Santaolalla, Teresa Tourné y Renato Cesari.

En el hotel San Sebastián, a mediados de los ochenta, Carlos Munguía recordaba para ABC aquellas funciones de «Doña Francisquita» como uno de los momentos más queridos de una carrera que se basó fundamentalmente en la zarzuela. El «Requiem» de Mozart, en Deba (Guipúzcoa), en octubre de 1986, fue la última actuación profesional de un tenor que ha hecho época en nuestro género lírico.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue abcdesevilla en...

Lo ?ltimo...

Hoy en TV

Programación Televisión

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.