Cine

Cultura

Cine

Christopher Plummer: «Gracias a Dios, un actor nunca se jubila»

Se acordaron tarde. Plummer había cumplido los 80 años cuando recibió la primera nominación por su Tolstoi en «La última estación»

Día 28/02/2012 - 04.13h

Compartir

Se acordaron tarde. Plummer había cumplido los 80 años cuando recibió la primera nominación por su Tolstoi en «La última estación». Entonces le robó el sueño un desconocido, Christoph Waltz, por su trabajo en «Malditos bastardos». Este año, la competencia tampoco parecía fácil. Con la historia de «Beginners» sobre un carismático anciano que, a su edad, confiesa ser homosexual, Plummer compitió contra Max Von Sydow, Nick Nolte, Kenneth Branagh y Jonah Hill.

—Con el Oscar en la mano, ¿cree que es mejor actor que ellos?

—Somos todos iguales, ninguno es mejor que el otro. Alguien tiene que ganar. Fui yo y es maravilloso. Pero tengo que felicitarlos a todos, porque los admiro. De verdad.

—Nació en 1929, año en que entregaron el primer Oscar...

—Exacto.

—¿Quiere decir que tiene la misma edad que el Oscar?

—(Risas) Tal cual.

—¿Qué se siente al ser la persona que con más edad ganó un Oscar?

—Bueno, recuerde que, aunque fue un Oscar honorario, Charles Chaplin tenía 83 años cuando lo recibió. Será honorario, pero es un Oscar.

—Está casado con el éxito.

—Es verdad, el cambio vino cuando cumplí los 80. Me llegaron guiones de excelente calidad, historias con corazón, apasionantes, muy emocionantes. Me están malcriando. Tanto éxito da vergüenza.

—¿Y cuando se trata de ponerle voz a un dibujo animado como en «Up»?

—Es una película entrañable. Me divertí creando la voz de esa criatura. La película me pareció extraordinaria. Era una película animada, pero tenía todos los factores: un gran corazón, gran imaginación y lo mejor que se puede esperar en una película. Me pareció increíble.

—Y después de ganar el Oscar por interpretar a un hombre que no tiene problemas en decir que es gay a los 70 años, ahora que tiene entre sus brazos a un hombre desnudo llamado Oscar... ¿No tiene problemas en decir que le ama?

—¿Si yo amo a Oscar? Bueno, si es gay, sí, seguro.

—¿Cómo cambia el Oscar o el paso de los años la forma en que se prepara un actor para un papel?

—Hoy hay mucho menos misterio en nuestra profesión. Pero se vuelve todo más fácil con los años. Se gana técnica y serenidad.

—Para muchos actores, el Oscar representa el principio de una nueva carrera. ¿A su edad todavía puede pensar en un nuevo comienzo?

—Es mucho más una renovación, fuerzas para continuar, no creo que represente un comienzo. Pero el Oscar me recarga las energías como para seguir trabajando otros diez años como mínimo. Voy a morirme donde estoy hoy, arriba del escenario o en un estudio de cine. Gracias a Dios, en nuestra profesión, no nos jubilamos.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue abcdesevilla en...

Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.