Fútbol

Fútbol / fútbol bbva

Manolo Jiménez: «No me voy por respeto y dignidad»

El entrenador del Real Zaragoza permanecerá en el banquillo, pero deja la puerta abierta «si se repite lo del Málaga»

Día 28/02/2012 - 17.43h
efe

Compartir

De educación, respeto, coherencia y dignidad. De esto habló Manolo Jiménez en su comparecencia con los medios tras dos días de reflexión. Con edudación, respeto, coherencia y dignidad.

Sus primeras palabras fueron para pedir disculpas por la inexistente rueda de prensa que concedió tras el 5-1 con el Málaga y subrayó que no lo hizo porque hubiera explotado, pero no se arrepiente de su contundente frase «Siento vergüenza».

«Sentí vergüenza el sábado y la siento ahora. Y no me arrepiento, pero os pido disculpas, primero a la afición por no dar las explicaciones debidas y segundo a los medios por no facilitaros vuestro trabajo. Siento haber dado pie a especulaciones, pero la rabia que tenía dentro solo se pasará con un cambio de imagen, pero entiendo que debo dar la cara».

A partir de ahí, Manolo Jiménez reflejó su firme intención de continuar porque «de un barco a la deriva los primeros que huyen son las ratas cobardes. Y yo soy el capitán y estaré mientras haya opción para lavar la cara». Y recriminó la actitud de sus jugadores a aprtir del minuto 63 del partido contra el Málaga: «Se puede perder y se puede bajar a segunda, pero lo que no se puede perder es la dignidad y contra el Málaga, los jugadores bajaron los brazos. Eso no lo permito. No tiene perdón ni excusa. Ese no es mi mensaje y si no cala en los jugadores, me iré».

Comunicó que recibió una carta de la afición indicándole que no era perder la categoría lo que más les preocupaba, sino la imagen que está dando un club que ha sido muy grande. «Me da igual la gestión que se haya hecho, yo tengo que cumplir con mi profesionalidad. No voy a dar lecciones de zaragocismo porque llevo muy poco tiempo aquí y no sería decir la verdad, pero el Real Zaragoza se merece el máximo respeto, se salve o no».

Y descartó su salida del club: «Marcharme sería un acto de cobardía. No me voy por los jugadores, por la afición y por mí, por respeto a mi profesionalidad y a mi educación en el deporte. Pero si continúa esta imagen no es que el club tenga que echarme, es que me iré yo».

Serio y contundente fue Jiménez, que ya plantea su próximo partido contra el Villarreal en La Romareda, equipo que marca la salvación y que podría dar moral a los jugadores, a la afición y a sí mismo para continuar luchando por «hincar la rodilla con el máximo respeto y la mejor imagen».

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue abcdesevilla en...

Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.