Toros

Toros

Modestos con mensaje

Compartir

Los tres toreros que abrieron las Fallas pusieron los argumentos necesarios para darle dignidad a una corrida cuyo juego dio muchos argumentos

Día 11/03/2012
Modestos con mensaje
EFE
Javier Castaño cortó una oreja de peso al noble quinto

Los tres toreros que abrieron las Fallas pusieron los argumentos necesarios para darle dignidad a una corrida cuyo juego dio muchos argumentos para que el aficionado pasara una entretenida tarde. Los toros de Adolfo lucieron una magnífica presentación y tuvieron un juego variado, destacando los lidiados en tercer y quinto lugar.

Después de una prometedora etapa novilleril, la estrella de David Esteve se apagó poco a poco, hasta el extremo de tener que marchar a Perú dos largos años tratando de encontrar las oportunidades que en España le faltaban. La verdad es que se le vio como un torero con más oficio y aprovechó la bondad y transmisión de su primero. Sus verónicas arrancaron los primeros oles. La faena de muleta transcurrió sobre la mano derecha, en unas templadas series en las que supo llevar muy cosidas las boyantes embestidas. Manejó con habilidad los aceros y a sus manos fue a parar la primera oreja. Con el cuarto, noble pero con la cara alta, anduvo voluntarioso.

El que consiguió llevarse otra oreja fue Javier Castaño, otro torero que hace unas temporadas estuvo presente en casi todas las ferias y que, tras haber perdido ese tren, volvió a aprovechar esta oportunidad que le puede devolver a los grandes eventos. La faena al quinto tuvo momentos de mucha calidad y reposo, conduciendo muy despacio las embestidas de un toro muy noble y con calidad. Si hubiera que ponerle algún pero a su quehacer, fue que estuvo demasiado cerca de su enemigo, pero en ese terreno es donde siempre se sintió a gusto este torero. Con su complicado primero, anduvo muy por encima.

A José Calvo le tocó el peor lote y pasó momentos de muchos apuros, pues llegó a ser cogido por dos veces, llevándose un auténtico palizón del que tuvo que ser atendido: sufrió varios varetazos. Calvo siempre ha sido considerado un torero de gran clase pero algunos le achacaban tener muy poco fondo. Ayer se encargó de tapar esas bocas. Demostró ser un torero de mucho fondo y que está dispuesto a abrirse definitivamente paso en su profesión. Tratar de hacer el toreo de calidad con las zapatillas muy agarradas al suelo ante esos dos toros tuvo mucho mérito, y así se lo reconoció el público. Su único lunar fue el manejo de la espada ante su primero.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue abcdesevilla en...

Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.