Semana Santa

Semana Santa

Las cofradías desgravarían el 100% de las cuotas si prospera una propuesta de CiU

Algunas ya se acogen a la ley por la que Hacienda devuelve a los hermanos el 25% de sus aportaciones

Día 03/04/2012

Compartir

Una proposición de ley sobre Mecenazgo que ha realizado el Grupo Parlamentario Catalán en el Congreso de los Diputados, podría beneficiar sobremanera a las hermandades, si llegara a prosperar. Actualmente algunas cofradías como el Cachorro, San Roque o la Macarena, se acogen a la Ley 49/2002 referente al régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo, por la que sus hermanos pueden desgravar en su Declaración de la Renta el 25% de sus cuotas. Lo que propone Convergencia i Unió (CiU) es incorporar una deducción específica en el IRPF equivalente al 100% para los primeros 150 euros «donados a una entidad sin ánimo de lucro que cumpla con los requisitos legales». Esto es que, de aprobarse hipoteticamente esta propuesta, a los hermanos les saldría completamente gratis pertenecer a una cofradía, ya que todo se lo devolvería Hacienda, mientras que ahora devuelve únicamente el 25%.

La razón de esta desgravación fiscal está en considerar que una cuota de hermano, papeleta de sitio o el dinero aportado para hacerle a la Virgen un manto bordado o para la bolsa asistencial, está considerado como un donativo, por lo que puede declararse.

Así lo explica el secretario primero de San Roque, José Antonio Salas, hermandad que, mediante un programa informático, certifica a Hacienda los donativos —cuotas anuales— de sus «mecenas» —hermanos que pagan su cuota—. «La hermandad facilita esta gestión, enviamos a Hacienda un fichero con la declaración de los donantes y, cuando los hermanos se descargan el borrador, ya aparece», indica.

La idea de esta proposición de ley es que «en la situación de crisis que vivimos el Gobierno y la Administración no pueden atender a todos, por lo que se fomenta el mecenazgo, y sólo pueden acogerse entidades sin ánimo de lucro como, en este caso, las hermandades o, incluso una ONG en defensa del caracol», explica.

Al acogerse a esta ley, las hermandades dejan de pagar, por ejemplo, el IBI de la casa hermandad, la capilla o el almacén. En cuanto al Impuesto de Sociedades, «no somos menos que nadie —señala— y tenemos obligación de presentarlo salvo si no se superan los 100.000 euros de ingresos anuales, algo que sobrepasan casi todas las cofradías». Sin embargo, al tributar al cero por ciento nunca sale a pagar, por lo que hay hermandades que no lo presentan y Hacienda, a sabiendas, suele hacer caso omiso.

En cuanto al IVA, hasta enero de 2007 existía la exención por adquisición de objetos de culto, pero, «por recomendación de la UE, se cambió y ahora hay que pagarlo».

Adaptarse a Europa

El Partido Popular ya presentó en enero del año pasado una proposición similar a la que ha realizado CiU este año, pero fue rechazada por el Gobierno de Rodríguez Zapatero. Esto puede interpretarse de dos modos: que ahora que el PP está en el Gobierno lo admita, o que precisamente por estar en el Gobierno no lo haga.

La idea es equiparar los porcentajes deducibles a niveles más próximos al resto de Europa, que ascienden al 60% en Francia y hasta el 100% en determinados casos como Italia, en lugar del 25% de España.

Para Fernando Briones, mayordomo segundo del Cachorro —la primera hermandad en acogerse a esta ley—, «soy partidario del sistema actual porque es muy bueno y cualquier donativo es perfectamente incluible». Sin embargo, explica que «podría subir un poco este porcentaje para las personas físicas —los hermanos—, ya que si tienes un sueldo de 60.000 euros, pagas un 35% pero solo te puedes desgravar un 25% de lo que pagas a la hermandad».

«Sería extraordinario que se aprobara esta propuesta pero es inviable, ya que todo lo que donas —cantidades hasta 150 euros— te lo devolvería Hacienda, que no está para muchos trotes». Fernando Briones, sólo difiere de José Antonio Salas en el hecho de que la hermandad envíe a Hacienda el fichero de donaciones de todos los hermanos, ya que «no a todo el mundo le interesa que Hacienda sepa los donativos que da».

En el Cachorro se le tramita esta posibilidad a los hermanos que lo solicitan y los que sobrepasan una cuantía importante —por ejemplo un donativo para flores de 3.000 euros—. Además, Briones cree que «las cuotas no son un donativo, sino un derecho a pertenecer a la hermandad».

Luego está la dificultad de encontrar el sistema que gestione automáticamente esta posibilidad, algo que San Roque sí ha conseguido.

¿Sin ánimo de lucro?

Las hermandades son entidades que no hacen negocio. Sin embargo, existen ciertas actividades por las que Hacienda podría no verlo así, como por ejemplo una tienda de recuerdos —existen mecanismos legales para que una tienda de recuerdos no sea considerado un negocio, aunque no todas lo tienen—. Sin embargo, sí está exento de tributos fiscales el alquiler de los bienes de la hermandad, como hacen algunas cofradías, para distintas celebraciones.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.