Economía

Economía

Rosell: «La situación es agobiante, pero no una catástrofe»

El presidente de la CEOE ofrece sus recetas para salir de la crisis: gastar mucho menos, privatizar servicios si ello redunda en eficacia y acabar con estructuras administrativas ineficaces.

Día 30/07/2012 - 11.21h

Compartir

Tranquilidad. Es el mensaje que Juan Rosell se empeña en dar durante toda la entrevista. Reconoce que «nuestra situación es complicada y agobiante» pero también advierte que «macroeconómicamente no es una catástrofe». Sus recetas son gastar mucho menos, privatizar servicios si ello redunda en eficacia y acabar con estructuras administrativas ineficaces.

-Realice un diagnóstico de situación.

-La situación es grave, pero hay que seguir con inyecciones de reanimación porque este enfermo se salva, el español y el resto de enfermos, como el italiano. Sin olvidar que Moody’s ha puesto en perspectiva negativa la Triple A de Alemania. La situación de la economía mundial es complicadísima, Europa debe cambiar el modelo y mientras tanto seguir funcionando.

-No parece haber mucho tiempo para España.

-España debe hacer frente a necesidades de tesorería y devolución de bonos y letras hasta final de año por unos 78.000 millones. Pero Francia tiene el doble de vencimientos e Italia muchísimo más. No hay que exagerar ese pánico escénico que tenemos todos los días; la situación no está controlada pero tenemos mecanismos de maniobra para poder hacerlo aunque no en 24 horas. El 28 y 29 de junio Europa activó rápidamente decisiones políticas, pero luego vienen las técnicas, y los mecanismos europeos son lentos. Nuestra situación es complicada y agobiante pero macroeconómicamente no es una catástrofe. Ya hemos visto que solo unos comentarios hacen subir la bolsa y bajar la prima, lo que quiere decir que la crisis tiene mucho de psicológica.

-Con cinco millones de parados...

-Es lo que Europa pone encima de la mesa. Hay que tener en cuenta que España abrió las puertas en una década a siete millones de inmigrantes cuando nuestro país tenía un 8% de paro; había regiones con 16 y 17% de paro, pero la movilidad geográfica fue imposible y otros aprovecharon la oportunidad. Y no es una invitación a despedir a inmigrantes, que están acogidos con leyes e integrados.

-¿Rescate sobre la mesa sí o no?

-Hay que hablar de ayudas financieras en un momento en el que la economía española es solvente pero no tiene liquidez. Y sin liquidez la solvencia se deteriora.

-Lo más importante ahora es...

-Reducir el déficit público, eliminar organismos, duplicidades, realizar propósito de enmienda y poner encima de la mesa ejemplos de despilfarro. Y después de reducir el déficit, endeudamiento y a desapalancar, como están haciendo empresas y hogares aun a costa del ahorro. Con la que está cayendo cerrar año con una caída del PIB del 1,5 o 1,6% es un milagro. La economía española es muy potente.

-¿Cómo ha llegado España a esta situación?

-En este siglo España ha sido el país que más empleo ha creado en Europa, aunque desde el tercer trimestre de 2008 estemos en una catástrofe de PIB y destrucción de empleo y esa tendencia no sepamos pararla. No nos dimos cuenta de la enfermedad a tiempo y hemos sido los más lentos del mundo en tomar medidas contundentes. Entre 2007 y 2009 la diferencia entre gastos y ingresos respecto al PIB cayó 13 puntos y de superávit se pasó a déficit. Los que llevaban el mando no se pusieron en guardia; con crecimientos brutales de ingresos hubo mucho despilfarro local, estatal y autonómico. A ello se unió una burbuja crediticia, había dinero para todo y barato. El sector privado se endeudó muchísimo y la deuda pública evolucionará hasta el 80% del PIB a final de este año. Aunque, hay que decirlo, es aún inferior a la de Alemania.

-Pero este país hizo sus deberes...

-En 2003 apostó por el mercado único, por ganar mercado; sus exportaciones pasaron de representar el 25% del PIB a mediados de los 90 al 50% en 2007. Y realizaron reformas cuando la economía crecía. Laborales, impositivas, en la Administación... las que ahora tenemos encima de la mesa en España. Ahí están los mini-empleos, puestos de trabajo de 20 horas que en Alemania dan empleo a 4,6 millones de trabajadores. Casi nos matan cuando los planeamos para España.

-Acabar con el peso de la subvención en la economía parece urgente...

-En España nos hemos acostumbrado a que cualquier invento lo pague el Estado, como ha habido exceso de ingresos, todos han inventado de todo. Hay muchísima subvención a mal llamadas ONGs, que deberían subsistir de otra forma, con colaboración público-privada. Por no hablar de la ayuda internacional de España en los últimos años, escandalosa ¿A quién ha llegado? La estructura se comía la inversión y el dinero llegó poco al destino final. Hemos gestionado mal: ese es el problema de la economía española.

-¿También en sanidad y educación?

-Los gastos de sanidad y educación se han multiplicado por dos entre 2002 y 2009. Es cierto que hay más gente y más gasto, pero la sanidad hay que gestionarla de la mejor forma posible. ¿Por qué los funcionarios prefieren sanidad privada y no pública? Habrá que tenerlo en cuenta. Da igual privatizar un servicio que hacerlo público, lo importante es que sea eficiente. El problema es que lo privado cuando no funciona se cierra y lo público se mantiene por interés político. Ahí están las televisiones públicas... más de mil en España hasta hace poco.

-¿Para un país del norte de Europa es fácil entender el Estado autonómico español?

-No. Se supone que en España hemos buscado acercar los servicios al ciudadano. ¿Lo hemos conseguido? Hay opiniones para todos los gustos. Otros países de Europa llegaron a dárselo todo al ciudadano porque tenían muchos ingresos, como el sueco, hasta que vieron que se colapsaba el sistema. Entonces dieron más responsabilidad al ciudadano, que es lo que habría que hacer aquí. Por ejemplo, becas para quien se las gane, introducir competencia entre sanidad pública y privada y que el ciudadano elija....

-Valencia, Cataluña... el desfile autonómico hacia el fondo de liquidez parece imparable.

-Si el Gobierno ofrece posibilidades de liquidez a las comunidades no adherirse sería de tontos. Esa es la única opción de financiación que tienen.

-Pero los excesos autonómicos han sido muchos...

-Las comunidades no pueden ser los malos de la política. Se han excedido muchos, pero el Estado central también traspasó 2.000 competencias y sigue teniendo exceso en número d empleados públicos, igual que antes de realizarlas, aunque las autonomías, es verdad, en lugar de utilizar el mismo número de trabajadores públicos, los han aumentado de forma importante. Probablemente hay que ir hacia nuevas formas de gestionar sanidad y educación y hacerlo desde fuera.

-¿Devolver competencias?

-Sanidad, educación y dependencia suponen el 55% de los gastos autonómicos. ¿Y si centralizamos el gasto? El cheque, en lugar de venir de Valencia o Barcelona, vendrá de Madrid.

-¿Ve peligro de incendio en la calle?

-La gente está asustada, aturdida, no sabe lo que está pasando y ve que alguno se va a ir de rositas cuando se han hecho cosas muy gordas.

-Rajoy ha fiado más de la mitad del ajuste a los ingresos. ¿Cómo lo ve?

-Va a ser muy difícil lograr los objetivos de recaudación.

-Subida del IVA y también dos puntos menos de cotizaciones...

-Lo que nos bajan por un lado nos lo suben por otro, por la base máxima de cotización. A todo aquel que cobre más de 36.000 euros le van a subir el 5% la base máxima. Estamos en contra de subir impuestos, pero no somos los que más gritamos. Algunos partidos y sindicatos decían que esto se arregla con un impuesto a las grandes fortunas, con el que, por otro lado, solo se recaudaría entre 1.000 y 1.500 millones. Veamos lo que va a pasar en Francia con la decisión de fijar en el 75% la tasa de imposición para quienes obtengan ingresos anuales superiores al millón. La transferencia de las grandes fortunas francesas a Luxemburgo o Suiza parece evidente.

-Más recesión y paro. El escenario económico para 2013 no anima.

-Pero es un escenario mejor que éste. Queremos pensar que 2012 va a ser el peor año y que en 2013 comenzaremos a salir. Y creo que el paro ha llegado al límite, es difícil mayor crecimiento.

- ¿El secreto para España, como Alemania, está en exportar?

-Si Europa no exporta no tiene futuro, como España. Y aquí nuestro país sí tiene datos positivo, 120.000 empresas españolas exportan por todo el mundo. En mayo las exportaciones crecieron un 6,2%, un 2% entre enero y mayo. Con la ventaja de que está cayendo el euro respecto al dólar a nivel mundial. Exportar es la clave para salir de la crisis.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue abcdesevilla en...

El abogado responde
Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.