Economía

Economía

«Nadie te viene preguntando cuánto le vas a cobrar ahora por el IVA»

Comerciantes y empresarios valoran cómo viven los días previos a la subida del impuesto y las ventajas de la libertad de horarios, otra de las medidas aprobadas por el Gobierno

Día 03/09/2012 - 16.24h
abc

Compartir

La subida del IVA hasta el 21% es una realidad que ya está aquí. En el último mes las empresas no han parado de bombardearnos con anuncios advirtiéndonos de que a partir del 1 de septiembre sus productos se encarecerán. Su idea; aumentar las ventas durante el mes de agosto, una época en la que habitualmente los establecimientos grandes bajan la facturación y muchas PYMES echan el cierre para disfrutar de unas merecidas vacaciones.

El pasado 11 de julio el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunciaba en las Cortes el paquete de medidas con el que se pretende lograr un ajuste de 65.000 millones de euros en los próximos dos años. Estas medidas fueron ratificadas por el Consejo de Ministros al viernes siguiente. No solo se anunció la subida del IVA, ese mismo día el ministro Luis De Guindos anunció la liberalización del horario comercial en toda España. Medida que ya se venía aplicando en Madrid desde hacía varios meses.

IVA para grandes y pequeños

La subida del IVA afecta a todos por igual, desde grandes empresas a PYMES, y como no, también a los clientes. Durante el mes de agosto hemos visto en los escaparates de tiendas y en anuncios de televisión campañas anticipándose a la subida del impuesto. Campañas de varios tipos, desde locales que anuncian que asumirán ellos la subida del IVA hasta compañías que instan a los consumidores a comprar antes de que sus productos se encarezcan.

Dentro de las primeras hemos visto la iniciativa de ABC a través de Twitter, en la que animaba a los empresarios a contar sus medidas para que la subida del IVA no repercutiera en sus clientes. Uno de estos empresarios es Francisco González, responsable de la empresa PronetPC, especializada en reparación de artículos informáticos.

Desde esta empresa aseguran que tratarán de asumir ellos la subida del IVA para que puedan seguir atrayendo a clientes. Desde que se anunció la subida, el responsable de esta PYME asegura que no hay mucha gente que pregunte por la subida de los precios ni se habla mucho de ello. «Nosotros trabajamos con tarifas cerradas, nadie te viene preguntando cuanto le vas a cobrar ahora por el IVA, pero aún así ese incremento le tenemos que absorber nosotros», asegura.

Como en casi todos los negocios, ajustar el precio con los proveedores es clave para optimizar los beneficios. A este respecto Francisco González critica algunas prácticas que está viviendo estos días. «Yo le pido a un distribuidor un producto que me llegará en septiembre, y me tocará pagar el IVA actualizado, sin embargo yo a los clientes que ya les he hecho el presupuesto les mantengo el actual. No me parece honesto que haya proveedores que hagan esto».

La liberalización de horarios le parece una buena idea a este empresario andaluz. «Es algo interesante que creará trabajo, aunque hay pequeñas empresas que no lo pueden gestionar». A Francisco González la crisis le ha venido bien para su negocio, aunque «si hubiera sido más suave sería mejor». La gente ya no tira lo que se rompe y se compra otro, ahora buscan formas de arreglarlo para ahorrar hasta el último euro. «El chip de la gente ha cambiado, la crisis ha cambiado la cultura que existía antes de tirar todo», reconoce el responsable de Pronet PC a ABC.es.

Incertidumbre en los autónomos

Enrique regenta un estanco de tabacos en pleno centro de Madrid, en Plaza de España. Según cuenta a ABC.es entre los compañeros del sector se rumorea que serán las tabacaleras las que absorban la subida del IVA. Sin embargo él está preparado, «si que se nota que hay más gente comprando cartones en vez del paquete sencillo, no se fían de que no les vuelvan a subir el precio». Pese a que la venta de tabaco sigue siendo un negocio rentable, Enrique reconoce que este año la cosa está peor. «Habitualmente agosto era el mes en el que mejor trabajaba, ya que ‘la competencia’ cerraba, pero ahora con la crisis todos abren», relata. «Además con la liberalización de horarios se nota aún más. He oído que hay un estanco que está 24 horas, eso por no hablar de los chinos, que también venden tabaco».

En un bar cercano la camarera reconoce que la subida les va a perjudicar «aún más». «No sabemos lo que vamos a hacer, llevamos tres años sin subir los precios, y en algunos casos bajándolos, pero ni por esas, la gente se guarda mucho de gastar dinero», advierte. Al respecto de la libertad comercial de horarios afirma que, «cuando lo anunciaron en Madrid hace más o menos un año al principio pensábamos que nos iba a venir bien, la gente se acercaría al centro y lo notaríamos, pero de momento no ha habido mucho crecimiento».

A pocos metros de estos dos locales, regentados por autónomos, están las tiendas de cadenas de ropa de la calle Princesa. El tránsito de gente no es especialmente elevado con respecto a lo que es habitual, y no parece que exista un histerismo por adelantarse a comprar antes de la subida. Una de las dependientas de una de estas tiendas confirma la escena. «La cosa está tranquila, hay mucha menos gente que en julio y casi nadie comenta lo del IVA», afirma.

La picardía ante la inminente subida de precios el 1 de septiembre se está agudizando. Algunos proveedores facturan a partir de la fecha de entrega, aunque el pedido se haya hecho antes, con lo que se apuntan un beneficio extra. Otra práctica que parece surgir es la de incrementar levemente los precios antes de la entrada en vigor del nuevo tipo. Así los que hacen esto luego aducen que no subirán los precios. Esta polémica ha surgido sobretodo con la empresa Mercadona, aunque según los datos consultados por este diario los números reales desmontan los rumores que circulan por las redes sociales.

Tampoco en los concesionarios

Pese a que el ahorro entre los compradores de automóviles podría situarse en torno a los 650 euros si se adelantan a la subida, lo cierto es que las cifras de julio y agosto no muestran que las ventas hayan aumentado, sino todo lo contrario. Las matriculaciones se redujeron un 17,2% en julio y en la primera quincena de agosto bajaron casi un 20%. En la anterior subida del IVA el descenso en la venta fue similar, solo que en aquella época además coincidía con el agotamiento del Plan 2000E, creado por el anterior Gobierno para apoyar el mercado del automóvil.

Parece claro que, pese a que la subida del IVA supondrá un fuerte incremento en el gasto, la mayoría de sectores ha asumido la importancia de buscar soluciones entre todos para salir de la crisis que afecta a nuestro país. Que el momento de la subida coincida con el mes de agosto, un tiempo en el que se busca desconectar, explica la mayoría de las opiniones recopiladas. El último trimestre de 2012 comprobaremos como afecta esta subida en el día a día de todos.

Mercadona y el IVA

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue abcdesevilla en...

El abogado responde
Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.