Ajedrez en las aulas de Primaria

El próximo lunes 9 de septiembre el Colegio CEU San Pablo Sevilla abre sus puertas para el inicio de un nuevo curso con más de 1.000 alumnos matriculados desde Infantil hasta Secundaria

ABC Educa
Actualizado:

El próximo lunes 9 de septiembre el Colegio CEU San Pablo Sevilla volverá a abrir sus puertas para el inicio de un nuevo curso. El centro, actualmente, cuenta con más 1.000 alumnos matriculados, desde 1º de Infantil hasta 3º de la ESO. En los próximos años se completará la ESO y el Bachillerato llegando así a los 1.500 alumnos. El Colegio CEU San Pablo Sevilla dispone de unas modernas instalaciones que se inauguraron, hace ahora dos años, en su Campus CEU Andalucía de Innovación Tecnológica y Empresarial (CEU-CITEA).

Más de 11.000 metros cuadrados dotan a este complejo educativo de unas innovadoras instalaciones, incluyendo un amplio aulario -50 aulas-, iglesia, bibliotecas, laboratorio, sala de música, de nuevas tecnologías y plástica, instalaciones deportivas, comedor, gimnasio y un amplio aparcamiento.

Entre las novedades del nuevo curso, se desarrollará el ajedrez en la etapa de Primaria ante la gran acogida obtenida en el I Torneo de Ajedrez celebrado el pasado curso 2018/19, y en el que participaron alumnos de cuarto, quinto y sexto de Educación Primaria. Sobre los beneficios de esta actividad explica su coordinadora Miss Marie Martin «el ajedrez les ayuda a mejorar su creatividad e imaginación, trabajar el razonamiento lógico-matemático, desarrollar la atención, la concentración, la mejoría del control emocional y la deportividad en el juego». El alumno de Primaria Pablo Mir recibió el primer premio (Súper Campeón) de este torneo que contó con una gran aceptación entre el alumnado y las familias.

El Colegio CEU San Pablo Sevilla destaca por su excelencia académica, su apuesta por la creatividad y la innovación y su proyección internacional. Desde hace ocho años desarrolla en el Aljarafe un cuidado proyecto académico bilingüe cuyo objetivo principal es la educación integral del alumno a través de una metodología individualizada, innovadora y pedagógicamente eficaz, una atención personal exclusiva en todas las etapas de su escolarización y un amplio programa de educación en valores y humanismo cristiano.