La Junta tendrá en abril un «primer borrador» de su Ley de Transparencia

Anuncia que llegará al Parlamento antes de julio de este año

Actualizado:

El Gobierno andaluz tendrá el próximo mes de abril un "primer borrador" de su futura Ley de Transparencia, que prevé llevar al Parlamento antes de que concluya el actual periodo de sesiones, que se cierra a finales del próximo mes de junio.

La Junta tendrá en cuenta, en cualquier caso, la nueva normativa sobre transparencia a nivel nacional antes de aprobar la ley autonómica.

Así lo ha avanzado este jueves la consejera de la Presidencia e Igualdad, Susana Díaz, en Sevilla durante la clausura de unas jornadas sobre transparencia organizadas por su departamento con el objetivo de contribuir a la elaboración de la futura norma autonómica en esta materia.

Díaz ha manifestado que en estos dos días se ha llevado a cabo, sin duda, un debate de calado, de ideas, de experiencias y de propuestas que servirá al Gobierno andaluz para elaborar la futura ley de transparencia andaluza, que tiene que ser "valiente y pionera" y tiene que responder a las expectativas de la ciudadanía, con cuyas aportaciones también se va a contar.

"Queremos que la elaboración de la ley sea también transparente y que responda a las demandas de la calle, de manera que los ciudadanos se sientan corresponsables", según ha expresado la consejera, para quien se trata, sin duda, de crear una nueva cultura de la transparencia con la que el Ejecutivo andaluz está comprometido. "El compromiso del Gobierno andaluz es el compromiso con la transparencia, que supone más democracia", según ha expresado Susana Díaz, para quien el Ejecutivo tiene que ser abierto, cercano y accesible para la ciudadanía y no sólo tiene que poner la información al servicio del ciudadano, sino hacerlo partícipe.

Según Susana Díaz, el Gobierno andaluz tiene claro que los tiempos han cambiado y que no es suficiente con que responda sólo ante el Parlamento autonómico, sino que el ciudadano quiere ser más activo y cada vez exige más.

Eso obliga, en su opinión, a cambiar la relación entre la administración y el administrado, de manera que hay que dar un salto en ese sentido.

«Rendir cuentas antes la ciudadanía»

Asimismo, ha expresado que para recuperar la confianza en los público no hay otra receta que la transparencia. "No todos estamos en una crisis moral, pero todos sufrimos la desafección que hay hacia la política", según ha expresado la consejera de Presidencia e Igualdad, para quien es fundamental que el ciudadano sepa qué hacen sus gobiernos, cómo y cuánto cuesta, en definitiva, "rendir cuentas ante la ciudadanía".

Ha insistido en que las administraciones tienen que abrir ventanas y puertas porque se ha quebrado la confianza no sólo en la política, sino también en los público. "La política ha tomado demasiada distancia con los ciudadanos y frente a ello, sólo cabe más transparencia y cercanía", según ha apuntado Díaz, para quien la transparencia, sin duda, es la "mejor vacuna contra la corrupción" y la mejor herramienta para evitar "abusos de poder".

Convencida de que la eficacia, la eficiencia, el rigor y la transparencia van a permitir que los ciudadanos valoren una actividad concreta de la administración, porque van a saber en qué se gastan sus impuestos, Díaz ha señalado que la futura norma andaluza va a suponer que todo el Gobierno andaluz tenga la "perspectiva de la transparencia", como en su día ocurrió con la perspectiva de género.

Asimismo, se trata, según ha agregado, de que se imponga un nuevo modelo de gobernanza para una ciudadanía más involucrada y mejor informada. En este punto, ha hecho hincapié en que a los ciudadanos tiene que llegar una información "entendible" que no frustre su interés por lo que hacen los gobernantes. "Junto a ese derecho a la información tenemos la obligación de rendir cuentas ante los ciudadanos, no solo cada cuatro años, sino con una mayor asiduidad", según ha expresado la consejera.

Financiación ilegal de partidos

En clave más nacional, la consejera se ha mostrado partidaria de que la futura ley estatal de transparencia incluya también medidas relativas a los partidos políticos -lo que posibilitaría que en la andaluza también se incluyeran- y se ha mostrado partidaria de que en el Código Penal se recoja la financiación ilegal de las formaciones políticas.

Díaz ha señalado que la Junta está dispuesta a contribuir a la elaboración de la norma estatal y que así se lo ha hecho llegar al Gobierno central. Como se recordará, el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ya hizo ayer durante la inauguración de estas jornadas un llamamiento para lograr el "máximo consenso" en la elaboración de la futura Ley de Transparencia con el objetivo de que contribuya a "rehabilitar la confianza en lo público y en la política".

El encuentro celebrado durante dos días se ha articulado en torno a tres mesas de debate, en las que se ha tratado sobre el análisis, desde un enfoque práctico, de las medidas de transparencia puestas en marcha en diversas instituciones públicas; se ha reflexionado sobre el acceso a la información y cómo hacer más transparente la gestión de las administraciones, y se ha debatido sobre el papel de los medios de comunicación y el traslado de la información a la ciudadanía.