Ana Corredera, en una rueda de prensa en la sede del PP andaluz en Sevilla
Ana Corredera, en una rueda de prensa en la sede del PP andaluz en Sevilla - JUAN FLORES
tratos de favor

Otro fondo bajo sospecha

El PP denuncia que más de 70 millones de las ayudas para formación han ido a parar al entorno del PSOE

Actualizado:

El PP sospecha que detrás de las ayudas millonarias para cursos de formación hay otra maquinaria clientelar, parecida al fondo de los ERE irregulares, montada para beneficiar a cargos y allegados a la Junta de Andalucía y al PSOE-A. La vicesecretaria de Organización del PP-A, Ana Corredera, ilustró ayer su denuncia en una veintena de casos en la última década, que sumarían más de 70 millones, en los que las ayudas para la formación de la Junta se otorgaron a personas ligadas al partido.

La dirigente popular señaló en rueda de prensa que al parecer los fondos para formación en Andalucía en los últimos años se han convertido «en un chiringuito a la medida de excargos públicos socialistas, de personas vinculadas al PSOE y de familiares y amigos», que han recibido «millonarias» subvenciones. Así, preguntó si con un fondo de 4.022 millones de dinero público entre 2001 y 2010 se ha montado una red «de trato de favor» debido a la «falta de transparencia, el oscurantismo y la arbitrariedad» en la gestión de esas ayudas.

El PP-A insistió en la necesidad de realizar una auditoría en la Consejería de Empleo, que ahora «es más necesaria que nunca», para que los andaluces «sepan lo que ha estado pasando con los fondos públicos», razón por la que también pedirán la comparecencia en pleno del Parlamento del Consejo de Gobierno.

Correa aseguró que el ex director general de Trabajo Francisco Javier Guerrero «ha abierto la caja de Pandora» al hablar de los fondos de formación en su declaración ante la juez Mercedes Alaya por las sobrecomisiones de los ERE irregulares. La preocupación del PP-A, según Corredera, aumenta cuando hacen un recorrido por los «escándalos» relacionados con la concesión de estas ayudas durante los últimos años.

Entre estos casos, destacó el del exvicesecretario general del PSOE-A Rafael Velasco, que dimitió tras el caso de las ayudas a la empresa de su mujer; el del mario de la exalcaldesa de Martos Sofía Nieto por ayudas de más de medio millón; y el del alcalde de Punta Umbría, Gonzalo Rodríguez, que ha percibido más de un millón entre 2007 y 2010 a través de sus empresas de hostelería.

También citó el caso de dos exconcejales de Écija que percibieron 600.000 euros en subvenciones; al exconsejero de Economía Ángel Ojeda, que «se ha beneficiado de múltiples subvenciones», entre ellas la gestión de 34 millones para los extrabajadores de Delphi, o el exdelegado de Empleo de Córdoba Antonio Fernández, quien recibió 834.759 euros para su antigua autoescuela.