Susana Díaz junto a Valderas, este miércoles en el Parlamento
Susana Díaz junto a Valderas, este miércoles en el Parlamento - j. flores

La Ley de Transparencia se aprobará el 4 de junio

La consejera de la Presidencia, Susana Díaz, ha destacado que será uno de los tres ejes fundamentales de actuación de la presente legislatura

Actualizado:

La consejera de Presidencia e Igualdad, Susana Díaz, ha anunciado este miércoles que la Ley de Transparencia de la Junta de Andalucía verá la luz el próximo 4 de junio como uno de los tres ejes fundamentales de actuación de la presente legislatura, en la que el PSOE-A gobierna de forma conjunta con IULV-CA desde hace poco más de un año y que, a su juicio, se ha caracterizado por ser "valiente" en la lucha contra los problemas de los andaluces. Según ha expuesto ante el Pleno del Parlamento andaluz, la Junta considera que hay proyectos que son "fundamentales para el futuro inmediato" de los andaluces.

Entre ellos, además de la Ley de Transparencia con la que se pretende "ser pionera y llegar al máximo", ha citado la prórroga en 2014 del Plan de Choque para el Empleo con una "cuantía similar" a los 200 millones de euros de este año y la aprobación, el próximo martes en el Consejo de Gobierno, del Decreto Ley de medidas urgentes contra el paro juvenil. También ha apuntado que el Gobierno andaluz va a trabajar "para dar respuestas a tres ejes estratégicos: el empleo, la recuperación de la confianza de los ciudadanos en las instituciones, y la lucha por la equidad". En ese sentido, ha considerado estas iniciativas como "determinantes en la agenda del Gobierno andaluz", ya que si bien la Ley de Transparencia y de Acceso a la Información "va a marcar el camino a todas las administraciones públicas"; otras como la Ley de Participación Ciudadana o la Ley de lucha contra el fraude fiscal, propiciarán "que los recursos públicos lleguen a quienes les corresponden y, de esta forma, ser más justos".

En su opinión, estas medidas demuestran que el Gobierno andaluz está siendo "activo y combativo pero sensible" ante la crisis y que, ante todo, está intentando "poner a las personas por delante de los fundamentalismos económicos" y "proteger y blindar el Estado del bienestar". La consejera, que ha comparecido para hacer un balance del primer año del Gobierno autonómico y que ha aprovechado su intervención para rechazar el último caso de violencia machista en Andalucía, ha defendido que la Junta ha aprobado en este tiempo más de cien medidas con el objetivo de crear empleo -18 de ellas iniciativas legislativas- y siempre con el objetivo de crear empleo, para lo que ya se han puesto en marcha "21 medidas de lucha contra el desempleo por valor de unos 500 millones de euros".

Asimismo, ha citado las iniciativas en materia de sanidad y educación para mantener los servicios "recortados" por Rajoy y el Plan de Fomento del Empleo Agrario, del que ha destacado que "ha dado trabajo a más de 80.000 personas y generado cerca de dos millones de jornales" frente a la actitud del Gobierno de España, que "sigue negando a Andalucía un plan especial de empleo que, sin embargo, otorga a otras comunidades como Canarias y Extremadura, con menor índice de paro".

De este primer año de Gobierno conjunto, Díaz también ha destacado que se ha ejercido una "austeridad sin recortes derechos a los andaluces". "Hemos ahorrado sin recortar con medidas de eficiencia", ha destacado la consejera tras ensalzar que la Junta haya podido, entre otras cosas, "mantener el máximo empleo público pese a la imposición de 37,5 horas" para los funcionarios, ha recordado. Pese a ello, ha dicho que hay que "ser autocríticos y exigentes mientras la insoportable tasa de desempleo" se mantenga, algo que también le ha reclamado el portavoz parlamentario de IULV-CA, José Antonio Castro.

«Golpe a golpe y verso a verso»

El diputado de la formación de izquierdas, que ha recordado que la acción del Gobierno andaluz ha estado "marcado" principalmente por el casi 37 por ciento de paro que sufre la comunidad, ha advertido a la consejera de que "hay que seguir insistiendo" en las medidas "de lucha y defensa del empleo y de los servicios públicos y contra los recortes y políticas de demolición del Estado del PP".

Así, y tras reconocer que obviamente Andalucía también ha sufrido "un deterioro" por culpa de la crisis, Castro ha señalado que el objetivo del Gobierno andaluz seguirá siendo el de "minimizar el impacto social de las medidas del Gobierno" y que, por tanto, "habrá que mantener la resistencia y la ofensiva" desde la Junta entiendo por ello la "capacidad de legislar con el Estatuto y la Constitución en la mano". "Sin ser neutral y poniéndose al lado de los ciudadanos porque legislar con lealtad no es sinónimo de sodomía ni es el dolor entre los de abajo", ha remachado.

Como acciones futuras a llevar a cabo y que están plasmadas en el pacto de gobierno entre PSOE-A e IULV-CA, Castro ha pedido, entre otras iniciativas, modificar la Ley electoral, aprobar la Ley de Transexualidad, la Ley de fiscalidad progresiva, el Banco Público de Tierras o la Ley integral de Agricultura. "Creemos que estamos haciendo bien el trabajo mientras sigamos cumplimos con la función social de la política. Y hemos avanzado este año, pero aún así, ni autocomplecencia ni conformismo", ha concluido tras advertir al PP-A de que seguirán gobernando "golpe a golpe y verso a verso" a su pesar.