Luis Planas y Susana Díaz, en el Parlamento de Andalucía
Luis Planas y Susana Díaz, en el Parlamento de Andalucía - EFE
POLÍTICA

Las diferencias políticas entre Susana Díaz y Luis Planas

Los dos candidatos virtuales en las primarias socialistas presentan características por completo opuestas

Actualizado:

No pueden ser más opuestos. Diríase que uno es el negativo del otro. Entre Susana Díaz, consejera de Presidencia, y Luis Planas, consejero de Agricultura, ambos candidatos virtuales en las primarias de las que saldrá el candidato socialista a la Presidencia de la Junta de Andalucía, hay muchas más diferencias de las que saltan a la vista. Estas son algunas de ellas:

Edad y extracción social

Susana Díaz Pacheco nació en octubre de 1974, apenas un año antes de que muriera Franco en la cama, en el seno de una familia de funcionarios del Ayuntamiento de Sevilla -su padre es fontanero- de los que siempre se ha enorgullecido. Tampoco esconde su filiación trianera, barrio que no abandonó tras casarse. De joven, fue catequista de la parroquia de La O, fundada por la hermandad a la que pertenece, y ante cuyo altar se casó en septiembre de 2002 cuando era concejal. Ha crecido, por tanto, en democracia. La primera vez que pudo votar fue en las generales de junio de 1993, aquellas que un crepuscular Felipe González pudo salvar in extremis ante el empuje de Aznar.

Luis Planas Puchades vino al mundo en Valencia en noviembre de 1952. El día que murió Franco, festejó su vigesimotercer cumpleaños con la carrera de Derecho terminada. Es sobrino del periodista catalán Josep Maria Planes i Martí, partidario de la República y de la autonomía catalana, asesinado por milicianos anarquistas en agosto de 1936.

Formación académica

La consejera de Presidencia se licenció en Derecho por la Universidad de Sevilla donde cursó estudios durante una década. De hecho, terminó los estudios una vez obtenida el acta de concejal en el Ayuntamiento de Sevilla. Aparte del título universitario, Díaz es diplomada en Alta Dirección de Instituciones Sociales por el Instituto Internacional San Telmo, una escuela de negocios radicada en Sevilla con el puesto número 13 nacional y 403 internacional en el escalafón del CSIC. No domina idiomas y el presidente Griñán le ha estado sugiriendo lecturas, películas y músicas para cultivarla en los últimos tiempos.

El consejero de Presidencia también estudió Derecho en la Universidad de Valencia, donde obtuvo el Premio Extraordinario de Licenciatura. Con 28 años de edad, obtuvo plaza por oposición en el cuerpo de inspectores de Trabajo, idéntico puesto al de José Antonio Griñán, con destino en Córdoba. Habla con fluidez francés e inglés.

Currículum

La cotización de Díaz en la Seguridad Social no registra ni un solo día de trabajo por cuenta ajena fuera de la política. Su dedicación a las Juventudes Socialistas la llevó a engrosar la lista del PSOE al Ayuntamiento de Sevilla en 1999, con tan sólo veinticinco años de edad. La coalición con el Partido Andalucista de Rojas-Marcos le valió el sillón de la Alcaldía al socialista Alfredo Sánchez Monteseirín y a ella le deparó el puesto de delegada de Juventud y Empleo hasta 2003 y de teniente de alcalde de Recursos Humanos y del distrito Triana-Los Remedios entre 2003 y 2004 en que pasó al Congreso de los Diputados elegida por la circunscripción de Sevilla.

Planas ejerció como inspector de Trabajo entre 1980 y 1982, fecha en la que concurrió a las elecciones al Congreso de los Diputados. Es miembro fundador del Transatlantic Policy Network, una sociedad de investigación para el impulso de la cooperación entre la Unión Europea y los Estados Unidos. Está en posesión de la Gran Cruz del Mérito Civil de la República de Austria (1995) y el Gran Cordón de la Orden Wissam al Alaui de Marruecos (2011), entre otras condecoraciones extranjeras.

Cargos

Susana Díaz ha hecho carrera en el PSOE, donde ha ido escalando posiciones hasta situarse en el puente de mando de su más importante federación, la de Andalucía. Desde la secretaría de Organización de Juventudes Socialistas se encaramó a la secretaría regional de Movimientos Sociales sin descuidar el control de la agrupación de Triana-Los Remedios que le valió para alzarse como secretaria provincial del PSOE sevillano tras ser la mano derecha del secretario provincial José Antonio Viera y, desde ese puesto, alcanzar la secretaría de Organización del PSOE de Andalucía, teórico número tres del partido en la comunidad autónoma. Es asimismo miembro del Comité Federal del PSOE.

El caso de Luis Planas es justo el opuesto. Y su perfil orgánico tiene más similitudes con Griñán que con su rival en las urnas socialistas. De diputado en Cortes en 1982 donde participó en la ponencia del Tratado de Adhesión a la Unión Europea, pasó al Parlamento Europeo en 1986, donde fue vicepresidente de la Comisión de Asuntos Exteriores y miembro de la Comisión de Asuntos Institucionales así como integrante de la Delegación para la relación con el Congreso de los EE.UU. También fue vicepresidente del grupo socialista europeo entre 1991 y 1993.

De vuelta a Andalucía reclamado por Chaves, se encargó de la Consejería de Agricultura un año y luego de la Consejería de Presidencia antes de saltar otra vez a Bruselas en 1996 como director de los gabinetes del vicepresidente de la Comisión Europea, Manuel Marín (1996-1999), y del comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pedro Solbes, entre 1999 y 2004.

En 2004, con la llegada de Zapatero a la Presidencia del Gobierno, Luis Planas es enviado como embajador de España en Marruecos hasta 2010, en que vuelve a la capital europea como Embajador Representante Permanente ante la Unión Europea (2010-2011).

Presupuestos

Susana Díaz sólo había manejado con anterioridad el presupuesto de la concejalía de Recursos Humanos del Ayuntamiento de Sevilla y el de la Consejería de Presidencia, eminentemente política con el añadido de la red territorial de delegaciones provinciales de la Junta, que preside desde hace un año. Para 2013, su departamento tiene una consignación presupuestaria de 225.888.810 euros.

Luis Planas tiene bajo su dirección una asignación de 1.589.284.372 euros en el presupuesto de la Junta de Andalucía para el año en curso, con políticas tan decisivas como la agrícola, la medioambiental y el planeamiento urbanístico de la comunidad. No es nuevo en el cargo: en 1993 ya rigió los destinos de la Consejería de Agricultura y Pesca de Andalucía y desde el año 1994 hasta el final de aquella legislatura, la Consejería de Presidencia, convirtiéndose en escudero político de Manuel Chaves.

Apoyos en el PSOE

La secretaria de Organización de los socialistas andaluces ha tejido una tupida red de colaboradores en los últimos años, desde que en 2010 Griñán le diera las llaves del partido en Andalucía. Con cálculo y perseverancia, logró desactivar las agrupaciones provinciales díscolas con el presidente andaluz salvo la enquistada agrupación de Jaén. Se deshizo sin miramientos de la vieja guardia pretoriana que Chaves había dejado en el partido cuando abandonó la secretaría general. Sucesivamente, se ha deshecho también de cuantos la han ido apoyando en su imparable ascenso político: primero el todopoderoso factótum del socialismo sevillano, José Caballos; luego su sucesor, José Antonio Viera; y entre medias, el alcalde Sánchez Monteseirín.

En el último congreso federal socialista se decantó abiertamente por Carmen Chacón, con quien ha cultivado una fluida relación personal.

Luis Planas es un tecnócrata y su perfil político corresponde al de alguien que sabe moverse en los entresijos del poder pero sin descender al detalle de la vida orgánica del partido, donde no ha desempeñado cargo de relevancia alguno. Mantiene buenas relaciones con José Antonio Griñán, que buscó en él precisamente un político experto para contrarrestar las parcelas de poder otorgadas a Izquierda Unida en el pacto de gobierno. También formó parte del círculo más estrecho de Manuel Chaves. Bien conectado con figuras venerables del altar socialista como Manuel Marín, Pedro Solbes o Felipe González, el único que sigue conservando ascendiente entre la militancia desde su retiro dorado.