Los hospitales presentarán este verano alas completamente vacías
Los hospitales presentarán este verano alas completamente vacías - JOB VERMEULEN
HOSPITALES DEL SAS

El SAS cerrará tres mil camas en Andalucía por vacaciones

El plan de sustituciones de verano obliga a cerrar alas enteras de los centros, según denuncian el Sindicato Médico y Satse

Actualizado:

Camas cerradas, alas completas sin actividad, quirófanos a medio gas y centros de salud con el cerrojo echado. Es el panorama de los centros dependientes del Servicio Andaluz de Salud para este verano. Así lo denuncian el Sindicato Médico y el de enfermería, Satse, que critican las «casi nulas contrataciones» para sustituir al personal que se va de vacaciones durante el período estival.

La Consejería de Salud presentó hace unas semanas un plan para garantizar la actividad asistencial de julio a septiembre, en el anunciaba la contratación de un millón de jornadas de trabajo para la sustitución del personal de permiso. Sin embargo, los sindicatos critican que éstas «se han hecho al 75%, llegando incluso al 50% y al 30% en algunos casos», lo que pone en «serio riesgo la continuidad asistencial» en los centros sanitarios. «Es una cuestión que rompe con todo criterio de calidad y creemos que la población debe ser consciente de ello», explica Francisco Muñoz, secretario general autonómico de Satse.

Los hospitales son los grandes damnificados, según refiere Satse, «con alas completas sin actividad y sobrecarga asistencial en las que quedan abiertas». Esto se traduce en miles de camas cerradas durante los meses de verano. En concreto, la cifra alcanza las 2.878, según datos recopilados por el sindicato de enfermería Satse, aunque podría ser mayor, ya que «este año nos han dificultado más que nunca la información sobre la situación en la que quedan los centros y de algunos no tenemos una sola cifra», prosigue Muñoz.

Un baile del 7%

Las casi 3.000 camas de las que tiene constancia el sindicato superan el 21% del total de las disponibles en los centros públicos andaluces (alrededor de 13.600), un dato que contrasta con el ofrecido por Salud, que aseguró en la presentación de su plan que este año se reservarían un 13,4%. Por todo ello, Muñoz augura «esperas interminables y camas de observación ocupadas durante días por la falta de plazas en planta». E insiste: «La cobertura lejos de ser óptima, es de riesgo». Y abundan. «El cierre de plantas previsto para verano, en muchas ocasiones, se prolonga meses, hasta noviembre o diciembre», concluye Muñoz.

De hecho, esta situación puede llegar a tener consecuencias muy graves. Así lo refieren desde el Sindicato Médico Andaluz. Las demoras derivan en la frustración del paciente, elevando así el nivel de crispación en las salas de espera. «Esta misma semana se ha producido la agresión a un médico en un servicio de Urgencias en Cádiz por parte de un paciente que, con una herida menor, estuvo esperando porque el equipo estuvo atendiendo un caso grave de quemaduras en un lactante».

Cierre de centros de salud

Los centros de salud también se verán afectados, de manera que el 42% de ellos cerrarán por las tardes durante los meses de verano, según los propios datos del Servicio Andaluz de Salud, una medida con la que se ahorrarán 6 millones de euros, según las previsiones del departamento que dirige María Jesús Montero. Sin embargo, esta situación es especialmente grave en las zonas de costa. Según datos de Satse, todos los centros de salud de Almería mantendrán sus puertas cerradas por las tardes, al igual que los de Cádiz y 108 en el caso de Málaga. «Los pacientes que tengan realmente una necesidad médica terminarán por acudir a las urgencias de los hospitales, con lo que la saturación está garantizada», prosiguen desde el Sindicato Médico de Andalucía.

«La planificación del período estival únicamente obedece a criterios economicistas, sin preocuparse por la calidad asistencial. Si las plantillas ya están bajo mínimos, la escasez de sustituciones durante el verano pone en serio riesgo la atención sanitaria que sale adelante, sin duda, gracias al esfuerzo de los profesionales», afirma Antonio Rico, presidente del Sindicato Médico andaluz.