Un dirigente de UGT-A confiesa que no sabe «qué hacer con tanto dinero»
Federico Fresneda, segundo por la derecha, junto a Pastrana en el IX Congreso de UGT-A - j.m.serrano
irregularidades

Un dirigente de UGT-A confiesa que no sabe «qué hacer con tanto dinero»

Un secretario de Administración del sindicato en Jaén preguntó en una reunión en qué gasta el saldo generado con las facturas infladas

Actualizado:

El sindicato llegó a acumular tanto dinero en el «bote» o saldo que le proporcionaban las facturas infladas con determinados proveedores que decidir en que gastarlo se convirtió —paradojas de la ingeniería contable ugetista— en un quebradero de cabeza. Así quedó reflejado en una reunión de la Comisión de la Administración Sindical Única celebrada el 29 de mayo de 2008 en la que participaron el secretario de Administración de UGT-A, Federico Fresneda (el hombre que manejaba los entresijos financieros), y los responsables sindicales de las finanzas en Jaén, Málaga y Sevilla.

Según recoge la transcripción de la reunión, a la que ha tenido acceso ABC, el secretario de Administración de UGT-Jaén, Pedro Fuentes, confesó que no sabía en qué gastar el saldo generado con Chavsa, una empresa que le suministraba mobiliario. Durante una conversación en la que pasan revista al cobro de rápeles o comisiones pactadas con las distintas empresas, el dirigente jiennense manifiesta que «tiene un problema» con este proveedor y «además sólo pueden comprar muebles y cortinas», que es lo único aque vende. El borrador del acta, cuya existencia niega el actual secretario regional del sindicato, Francisco Fernández, incluye frases tan sorprendentes como ésta: «Llegará un momento en que no sabráque hacer con tanto dinero». La insólita solución que le ofrece su superior jerárquico, Federico Fresneda, tesorero regional de UGT, es que hable con Chavsa «para gastar el dinero en otras cosas como, por ejemplo, obras».

En esta misma reunión, Fresneda pidió discreción a los dirigentes provinciales para que no levantar sospechas sobre la manipulación de facturas. «Modificamos facturas y con esto hay que tener cuidado», avisó.