Susana Díaz, con la Esperanza, Juan Manuel Moreno, de nazareno en «Las Fusionadas»
Susana Díaz con Antonio Banderas en la hermandad del Cautivo de Málaga - francis silva
los políticos se van de cofradías

Susana Díaz, con la Esperanza, Juan Manuel Moreno, de nazareno en «Las Fusionadas»

La presidenta es devota de la Esperanza de Triana, en la que sale su marido de costalero, el líder del PP-A sale de nazareno Málaga. Y Maíllo se va a Aracena a leer a los clásicos

mercedes benítez
Actualizado:

En estos días de pasos y marchas, los políticos, como muchos, también tienen sus preferencias, una virgen o un cristo favorito y algunos incluso su hermandad preferida. Dejan atrás los despachos y se lanzan a las calles a ver cofradías.

Es el caso de la presidenta de la Junta de Andalucía que, aunque no es hermana de ninguna, tiene su favorita, la Esperanza de Triana (en cuya capilla de la Calle Pureza se casó). En este caso, la vinculación de Susana Díaz a la trianera le viene por la vía conyugal: su marido, José María Moriche, es hermano de la Esperanza y sale de costalero con la virgen.

Y a Díaz le encanta la Semana Santa. «Ella no es de ir a palcos ni sentarse en sillas, le gusta patearse las calles y buscar al paso en el rincón más bonito», dicen desde su entorno. Y como trianera de pura cepa que es, sus preferidas son las de su barrio. Tiene una mayor relación con San Gonzalo (la zona donde nació) pero conoce prácticamente a todos los personajes de las cofradías de Triana.

Susana Díaz no es de las que se va a la playa. Prefiere quedarse y, este año, también ha estado en Málaga con Antonio Banderas que la invitó personalmente. Allí que se fue la presidenta y se fotografió con nuestro actor más internacional en la hermandad de Nuestro Padre el Cautivo de Málaga. Se puso la medalla e incluso dio el «toque de campana».

Precisamente en Málaga, la tierra del líder de la oposición, es donde el presidente del PP-A, Juan Manuel Moreno Bonilla, ejerce de cofrade. El malagueño sale desde hace muchos años de nazareno en las Reales Cofradías Fusionadas y este año ha vuelto a hacerlo el Miércoles Santo. Precisamente Moreno Bonilla, hace este año la levantá (en Málaga no se trata de un martillo sino de un toque de campana) de esa cofradía.

Y al máximo responsable de los populares en Andalcuía también le gusta mucho ir a ver los tronos (como se les llama en Málaga a lo que en Sevilla se conoce como pasos). Pero esta Semana Santa también está haciendo doblete ya que se ha repartido entre la capital andaluza y su tierra malagueña. Se le ha visto con Juan Ignacio Zoido en varias cofradías sevillanas.

Así, el Domingo de Ramos estuvo viendo La Paz acompañado de la delegada del Gobierno, Carmen Crespo y el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido. Y el Lunes Santo se fue a Triana a ver a San Gonzalo. Pero también tiene previsto acudir a la Semana Santa de Granada, la tierra de su esposa.

Por otros derroteros bien distintos irá el coordinador de IU-LV-CA que está en el polo contrario. A Antonio Maíllo no le gusta la Semana Santa. Prefiere irse a su pueblo, Aracena, donde tiene su familia y su casa y donde ejercía de profesor. Se dedica a descansar y a leer a los clásicos, su gran pasión.

Sin embargo y pese a que IU promovió en su última asamblea que los cargos públicos no pueden ir a manifestaciones de carácter religioso, tiene a todo un personaje de las cofradías malagueñas. Pedro Moreno Brenes, anterior portavoz de IU, pronuncia este año el pregón de las hermandades de gloria en la ciudad malagueña que tendrá lugar después de Semana Santa. Pese a los reparos de algunos, los comunistas también tienen entre sus filas algún capillita.