Manuel Chaves y José Antonio Griñán
Manuel Chaves y José Antonio Griñán - abc
caso de los ERE

La defensa de los imputados aforados por los ERE costará 100.000 euros por persona

A los aforados ante el Tribunal Supremo les costará el abogado de 100.000 euros en adelante; ayer se supo que IDEA intentó destinar una partida a pagar las minutas y que IU lo frenó

Actualizado:

No hay dos abogados que cobren igual porque es una profesión con honorarios libres. Sin embargo, ABC ha contactado con los principales despachos y, aunque los cálculos varían, ninguno cree que baje de 100.000 euros lo que puede costar la defensa de los aforados en el Tribunal Supremo, entre los que están Manuel Chaves y José Antonio Griñán. Si los expresidentes solo van a declarar y luego se archiva el caso, no será tan caro. Con instrucción y juicio hay quien eleva la minuta a 150.000 euros.

Bufetes más caros. Aunque algunos aseguran que hay abogados «amigos» que harán precios especiales a los imputados, todos coinciden: «Ninguno va a trabajar gratis». Los hay que llegarán a acuerdos con los letrados para hacer precios especiales. Pero también dejan claro que, por un sumario de 150.000 folios que requiere muchas horas de estudio, hay algún conocido letrado que ha llegado a pedir a un exalto cargo hasta 300.000 euros. «Es prestigio pero quita mucho tiempo para el despacho y eso tiene un precio». Ayer precisamente se supo que IU tuvo que frentar un intento de IDEA de destinar una partida de 900.000 euros a pagar las minutas de los imputados.

Más de 70.000 a un empresario. Hay letrados, de los que llevan representando a clientes desde los inicios, que admiten tener dificultades para cobrar y que hay exaltos cargos de la Junta que deben mucho a sus defensas. Y hay otros que aseguran que han realizado un presupuesto inicial a su defendido que luego han tenido que rectificar. «Le presupuesté 70.000 euros, pero dado que la complicación es mayor, tendré que subir el presupuesto», dice uno de ellos que asegura que en el juzgado de Alaya puede ser hasta más caro dado que tiene más riesgo de que la imputación prospere.

Tres tipos: bajo, medio y alto. Uno de los abogados divide el asunto en tres niveles en función de la famosa pirámide de Alaya. A los imputados del escalafón más bajo (tipo intrusos) les pedirán 3.000 euros de provisión de fondos y 6.000 por juicio. A los del nivel intermedio un pago inicial de 10.000 y 20.000 por el juicio. Y luego están los «peces gordos» a los que cobrarán 50.000 euros iniciales y 100.000 por el juicio. Pero en ese escalón superior no sólo están los políticos. Hay quien asegura que es la cifra que se baraja para Juan Lanzas. Otros despachos fijan una horquilla entre 10.000 y 60.000.