Opositores del SAS en el examen de una anterior convocatoria
Opositores del SAS en el examen de una anterior convocatoria - abc
función pública

La Asociación de Eventuales impugna el concurso-oposición del SAS

Si la Junta no acepta modificar los criterios se presentará una denuncia ante el TSJA

Actualizado:

La Asociación de Eventuales del Servicio Andaluz de Salud (Aesas) ha presentado un escrito ante la Dirección General de Profesionales de la Consejería, en el que impugna la convocatoria de oposiciones en el sector sanitario de la Junta y solicita la paralización del proceso. A través de este concurso se prevén cubrir 3.282 plazas, de las que 2.082 son de acceso libre y las 1.200 restantes de promoción interna. Según ha informado a ABC el secretario general de Aesas y asesor jurídico de este colectivo, el abogado Manuel Martos, si la Administración no modifica los criterios que han sido recurridos, y de forma preferente no lleva a cabo una ampliación del número de plazas ofertadas, se recurrirá a la vía del contencioso con una denuncia ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

El pasado martes, un día antes de que concluyera el plazo legal, la Asociación de Eventuales del SAS presentó el escrito de impugnación. La decisión estuvo precedida de una consulta a los alrededor de 500 integrantes de ese colectivo, y fue apoyada por el 55 por ciento de los mismos.

En primer lugar se cuestiona que las oposiciones acumule la oferta de empleo público de 2013, 2014 y 2015. En el recurso se apunta que las oposiciones en el SAS no se convocan desde 2007. Por ello, se resalta que antes de agotar la reposición de los tres últimos ejercicios se tendrían que agotar las anteriores «o expresamente reconocer que no se cumplen los requisitos presupuestarios y de equilibrio».

Entienden los promotores del recurso que el número de plazas de promoción interna debe ser inferior al 50 por ciento de todas las ofertadas, un requisito que se incumple en tres de los grupos: matronas, técnicos de función administrativa y técnico medio de gestión administrativa.

Otro de los puntos objeto de la impugnación es el de la discriminación positiva hacia la mujer en el caso de que se produzca empate en la puntuación de los opositores. La objeción a este apartado, se indica en el escrito, «puede decaer solo con la aportación de los índices de empleabilidad por sexos, índice que en estos momentos solicitamos se nos aporte y sea traído al expediente».

La Asociación de Eventuales del SAS considera que todas estas alegaciones son motivo de impugnación, al entender que la Administración «prescindió del procedimiento legalmente establecido» y en última instancia impidió «el acceso de los interesados a más plazas, generando una situación de absoluta indefensión». La Junta tiene un plazo de 30 días para dar una respuesta oficial.

Por su parte, el SAS y los sindicatos queforman parte de la Mesa Sectorial de Sanidad, como son Satse, CSIF, Faspi/SMA, CC.OO. y y UGT, han criticado la medida adoptada por la Asociación de Eventuales.