El líder andaluz de Ciudadanos, Juan Marín
El líder andaluz de Ciudadanos, Juan Marín - abc
política

Juan Marín ya habla de acuerdo para la investidura de Susana Díaz

El líder de Ciudadanos lo enmarca dentro de los pactos para los ayuntamientos y comunidades tras el 24-M aunque dice que no será «moneda de cambio»

Actualizado:

El camino para la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía empieza a despejarse. La celebración de las elecciones municipales y autonómicas del domingo va a terminar de condicionar las posturas de los distintos partidos, por más que el PSOE ha tratado de evitarlo por todos los medios que ha tenido con el objetivo de enfrentarse a esta nueva cita electoral con Susana Díaz al frente de la Junta.

Uno de los grupos clave en el nuevo panorama político andaluz, Ciudadanos, dio ayer un importante paso adelante. Su líder en Andalucía, Juan Marín, decía ayer abiertamente que es «muy probable» que se llegue a un entendimiento a partir del lunes, de la misma manera que habrá que llegar a acuerdos en otras comunidades y en muchos ayuntamientos. Durante un acto electoral de apoyo a su candidato a la alcaldía de Granada, Luis Salvador (quien, por cierto, ha sido senador por el PSOE ), Marín ha abundado en su argumento asegurando, «no me cabe la menor duda de que se podrá llegar a un acuerdo para que haya una investidura lo antes posible».

Eso sí, Juan Marín ha tenido especial cuidado en asegurar que su formación no va a entregar un cheque en blanco al PSOE, que es el momento del diálogo y de que los socialistas sean conscientes de que las reglas del juego han cambiado. Durante su visita a Jaén, para apoyar a su candidata Salud Anguita, dejó claro que su propuesta no es convertir el Gobierno andaluz en «moneda de cambio» aunque sí insistió en el diálogo.

En la primera sesión de investidura de Susana Díaz, el 5 de mayo, Juan Marín pronunció ante el Parlamento un discurso muy conciliador que daba a entender que había buena sintonía con los socialistas para propiciar la abstención de los 15 diputados de Ciudadanos. Pero, al salir de la sesión, Juan Marín cambió radicalmente su discurso y deshizo todo lo que se daba por superado. El líder nacional de la formación naranja, Albert Rivera, mandó parar este avance de Ciudadanos en sus acuerdos con el PSOE. Y, aunque siguen manteniéndose las conversaciones, no se ha podido llegar a ningún acuerdo definitivo.

Resulta llamativo, sin embargo, que Juan Marín haya salido en defensa de la postura de la Junta de Andalucía respecto a la mina de Aznalcóllar. Marín dijo que «ve muy complicado argumentar que pueda haber un caso de corrupción política en un procedimiento que es prácticamente técnico».