Representantes institucionales y partidos políticos durante el viaje a Sevilla
Representantes institucionales y partidos políticos durante el viaje a Sevilla - ABC
Infraestructuras

De Almería a Sevilla, viaje en «el tren del miedo»

Para llegar de una capital andaluza a otra se necesitan siete horas, cuatro transbordos y 16 paradas

AlmeríaActualizado:

«El tren del miedo» no se trata de una película sino del trayecto que hay entre Almería y Sevilla en ferrocarril. Son pocos los «valientes» que se atreven a realizar íntegramente el recorrido hasta la capital andaluza que conlleva siete horas de viaje, cuatro transbordos y 16 paradas, con dos trayectos en tren y tres en autobús. Los 42,20 euros que cuesta el billete están «más que amortizados».

La Alta Velocidad todavía no ha llegado a Almería y la línea convencional está cada vez más deteriorada. Esta situación ha provocado una pérdida del 90 por ciento de los pasajeros que no están dispuestos a tardar en realizar el viaje dos horas más que hace 16 años.

A las cinco de la mañana, los viajeros realizan el trayecto en autobús, unos seis kilómetros, desde la capital hasta el municipio de Huércal de Almería. Los puntos de venta y sistemas de atención al usuario se mantienen, pero provisionalmente la estación se encuentra en este municipio mientras se lleva a cabo la primera fase de integración urbana del ferrocarril.

Cuarenta minutos después comienza el viaje en tren hasta Granada que llegará sobre las 8:10 horas. En la ciudad de La Alhambra hay que volver a coger un nuevo autobús hasta Antequera (Málaga), donde nuevamente deben hacer otro transbordo en otro bus que tiene como destino Osuna (Sevilla). El último tramo se realiza en tren hasta la estación de Santa Justa donde llega sobre las 12:04 horas.

Siete horas de viaje que bien podría haber cubierto la ruta aérea de Madrid a Nueva York, pero en este caso se trata de un trayecto regional que en coche se realiza en cuatro horas y en avión en apenas 55 minutos. Esta «agonía» ha reducido de forma importante el número de pasajeros que, en el caso de ir acompañados de niños o personas con movilidad reducida, dificulta aún más el uso del tren en Almería.

La Mesa del Ferrocarril realizó ayer un nuevo viaje reivindicativo para poner de manifiesto «el abandono ferroviario» de la provincia. En esta ocasión, los miembros de la Plataforma estuvieron acompañados por representantes de la Andalucía, PSOE, Ciudadanos y Adelante Andalucía. Todos sufrieron «en sus propias carnes el tren del miedo» que solo llevaba cubiertas 25 de las 188 plazas.

La comitiva de la Mesa del Ferrocarril durante la parada en Granada
La comitiva de la Mesa del Ferrocarril durante la parada en Granada - ABC

«Un servicio público inaceptable», así lo calificó el portavoz de la Plataforma, José Carlos Tejada. Los años pasan y a pesar de las promesas de los sucesivos gobiernos no se ha desbloqueado esta situación. La Mesa del Ferrocarril retomará los contactos con las plataformas de Granada y Jaén para emprender acciones conjuntas.

A su llegada a Sevilla, el grupo mantuvo un encuentro con la presidenta del Parlamento andaluz, Marta Bosquet. «Es inhumano e insufrible el trayecto de media distancia entre Almería y Sevilla. Necesitamos un tren digno y son muy justas sus reivindicaciones dado el ostracismo ferroviario en el que vive Almería», explicó.

La conexión ferroviaria Almería-Sevilla «roza la prehistoria». Un servicio público que no es rentable ni para Renfe, por el numero de usuarios, ni para el viajero que prácticamente tiene que hacer una jornada laboral para desplazarse en tren hasta la ciudad hispalense.