Agentes de la Policía Nacional durante uno de los operativos realizados para desarticular la banda..
Agentes de la Policía Nacional durante uno de los operativos realizados para desarticular la banda.. - ABC
SUCESOS

Más de cien policías desarticulan una banda de narcotraficantes en el Levante almeriense

De los 21 detenidos de nacionalidad española, rumana y lituana, 10 ya han ingresado en la cárcel

AlmeríaActualizado:

Un operativo de la Policía Nacional, denominado «Corral», ha terminado con la actividad de una banda de narcotraficantes a gran escala en el Levante de Almería. Los agentes registraron unas doce viviendas y fincas rurales donde incautaron 1.500 kilos de hachís y 323 kilos de marihuana en 1.967 plantas de cannabis sativa y 90 kilos preparados para su consumo. En total, se han detenido a 21 personas de nacionalidad española, rumana y lituana, de los que 10 ya han ingreso en la cárcel.

Se trataba de una organización compuesta por personas de entre 18 y 40 años de edad residentes en diferentes localidades de la provincia como Rioja, Gádor, Tabernas, Viator y la propia capital almeriense. La Policía les ha intervenido 15 vehículos de alta gama valorados en medios millón de euros, 51 teléfonos móviles, 113.770 euros en efectivo, 259 transformadores y otros materiales para el cultivo y envasado de marihuana.

La investigación comenzó en septiembre de 2017. El grupo estaba liderado por un hombre de origen rumano que dirigía y controlaba toda la actividad de la banda. Bajo su dirección actuaban el resto de miembros que supervisaban las plantaciones repartidas en zonas rurales del Levante almeriense.

Uno de los miembros, de nacionalidad española, tiene vínculos familiares con otros integrantes que eran los «jardineros» y «vigilantes». De este modo, conseguirían mayor seguridad y hermetismo para cometer la actividad delictiva. Las indagaciones se centraron en localizar estos cultivos y, por otro lado, en encontrar los puntos de almacenaje de la droga.

Las «guarderías» donde depositaban el hachís y marihuana para su distribución se ubicaban en viviendas alejadas de poblaciones, pero cercanas a carreteras principales y autovías, con suministro de agua y luz. El grupo también se abastecía de proveedores externos, grandes partidas que almacenaban en dos inmuebles en un piso de la avenida del Mediterráneo de Almería y en una casa cueva en Santa Fe de Mondújar.

Para el desarrollo de la operación policial ha sido necesaria la participación de un centenar de agentes de la Comisaría Provincial de Almería, Grupo de Operaciones Especiales (GOES) y Guías Caninos de Málaga. Los detenidos han pasado a disposición judicial, acusados de delitos contra la salud pública, pertenencia a organización criminal, falsificación de documentos y defraudación de fluido eléctrico. El Juez ha decretado el ingreso en prisión de diez de ellos.