Imagen de Salvamento Marítimo de un rescate este mes de julio en Almería.
Imagen de Salvamento Marítimo de un rescate este mes de julio en Almería. - ABC
Inmigración

La Policía denuncia las «pésimas condiciones» en las que se acogen a los inmigrantes irregulares en Almería

Personas con enfermedades infectocontagiosas conviven con el resto sin «ser trasladados a un centro asistencial adecuado»

AlmeríaActualizado:

La Unión Federal de Policía en Almería (UFP) ha remitido sendos escritos a la subdelegación del Gobierno, al Defensor del Pueblo a nivel nacional y andaluz sobre la «lamentable situación» en la que se encuentran los módulos de inmigrantes en el Puerto de Almería. El sindicato denuncia la necesidad de llevar un control oficial, a través de un médico de la Seguridad Social, del estado de salud en el que entran los inmigrantes al territorio nacional.

La UFP hace especial mención a las personas que presentan enfermedades infectocontagiosas, ya que a su juicio «deberían ser trasladados a un centro asistencial adecuado y no permanecer con el resto de inmigrantes». Existe un peligro elevado de contagio tanto entre inmigrantes como con los policías que los custodian durante horas. «Esto no se realiza a día de hoy, y permanecen en calabozos donde se enumeran en un cartel las enfermedades y el número de afectados de la celda respectiva», añaden.

Sida, lepra, sífilis, gonorrea,… son algunas de las afecciones más comunes, por ello piden un plan de vacunaciones. Asimismo, el sindicato explica la necesidad de regular de forma oficial un protocolo de actuación claro, que sea el Estado quién determine las actuaciones de cada colectivo que interviene en la recepción de pateras.

Otras de las carencias denunciadas en los módulos de recepción de inmigrantes es la falta de limpieza y desinfección para mantener una higiene adecuada. «Hay que hacer un control de plagas ante la proliferación de pulgas, chinches y mosquitos», manifiestan.

En cuanto al aumento constante de la llegada de inmigrantes al Puerto de Almería, la UFP denuncia que se están introduciendo «un número de inmigrantes superior al aforo real que tienen», por lo que se encuentran «hacinados». Por ello, solicitarán a la administración una inspección de los riesgos laborales para determinar las deficiencias reales que tienen estas instalaciones.

En febrero de este año, el Defensor del Pueblo, en su intervención en el Congreso de los Diputados evidenció que «en Almería existen unas instalaciones prefabricadas en el Puerto que carecen de literas, por lo que las personas tienen que dormir en el suelo». Asimismo, señaló que los inmigrantes «dormían en el suelo en colchonetas que se pasan de unos a otros sin lavar ni desinfectar».

En estas instalaciones incluso se encuentran «madres con bebés en calabozos y menores no acompañados encerrados en celdas». Unas carencias estructurales que «se han perpetuado con el paso del tiempo» y que según la UFP con «aguas fecales».