Arenas, ayer junto a los jóvenes de Nuevas Generaciones, en la sede del PP - KAKO RANGEL

Arenas vaticina una «emergencia social» por la retirada de las ayudas

Asegura que Griñán no merece ser presidente si le da lo mismo no tener elecciones separadas

SEVILLA Actualizado:

El presidente del PP-A, Javier Arenas, vaticinó ayer que puede producirse en Andalucía una «emergencia social importante» por la retirada por parte del Gobierno de la ayuda de los 426 euros a los parados que han agotado el subsidio por desempleo. Esta medida, según dijo, producirá que «centenares de familias se unan a las 300.000 que ya no tienen ningún ingreso» en la comunidad.

Así se refirió el líder del PP-A a una de las últimas medidas para recorte el déficit público que ha aprobado el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en un movimiento que, en su opinión, demuestra que las medidas que aprueba el PSOE en el Ejecutivo central y el andaluz lejos de ser reformas son «parches» realizados sin «convicción» y «obligados» por la UE.

Este tipo de propuestas dejan al descubierto también, en su opinión, el discurso que los socialistas han utilizado para hacer «oposición a la oposición», centrados en achacar al PP las «privatizaciones y los recortes sociales». Sin embargo, añadió, «media hora después de hacer este discurso salen en televisión diciendo con toda la cara las privatizaciones y los recortes sociales que van a llevar a cabo». Frente a estas políticas, Arenas reclamó, ante las cifras del paro y la retirada de los 426 euros, la puesta en marcha de un plan extraordinario de ayuda social para las «cientos de miles» de familias sin ingresos en la región.

Junto a estas cuestiones, Arenas se refirió también en su intervención, tras presidir la reunión de la Junta Directiva Regional de Nuevas Generaciones, a las declaraciones que realizó ayer el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, en las que afirmaba que «da lo mismo» celebrar elecciones separadas en Andalucía o en coincidencia con las generales. Sobre esto, el dirigente popular reaccionó asegurando que Griñán «no merece ser presidente».

El PSOE no quiere pactos

En ese sentido, aseguró que si es presidente de la Junta tras los próximos comicios autonómicos, durante el primer mes de su mandato remitirá al Parlamento un proyecto de Ley para que «nunca más» vuelvan a coincidir unas elecciones andaluzas y generales. Con todo, se mostró escéptico con que las autonómicas se celebren en marzo de 2012, por la razón de que «lo ha dicho Griñán» y después «hace todo lo contario de lo que dice» y puso, entre otros ejemplos, cuando dijo el presidente que Cajasol y Unicaja se fusionarían.

Finalmente, el presidente del PP se refirió a la reordenación del sector público andaluz, asunto sobre el que alertó de una estrategia de la Junta para mantener sus cifras «ocultas» hasta las elecciones. Sobre la capacidad de que la Junta consensúe en el Parlamento con partidos y sindicatos la reordenación del sector público lamentó que el «PSOE no quiere pactar nada en Andalucía, ni con el PP ni con nadie».