Una de las integrantes del equipo realizando el sondeo en el parque que antiguamente acogió al Cementerio
Una de las integrantes del equipo realizando el sondeo en el parque que antiguamente acogió al Cementerio - E.C.
Memoria Histórica

Aparecen restos de enterramientos en un parque de Jerez pero no corresponden a represaliados

Se ha demostrado que no se desmanteló de manera integral el antiguo cementerio de Santo Domingo

Jerez Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los trabajos que arrancaban en el Parque Scout de Jerez que tenían el objetivo de localizar restos de represaliados no han obtenido los frutos esperados, aunque aclara la historia más cercana en el municipio de Jerez. En este parque se encontraba una fosa en lo que era conocido como la zona protestante o cementerio civil del antiguo cementerio de Santo Domingo en Jerez de la Frontera.

Actualmente es un parque rodeado de zonas edificadas. A lo largo de la década de los 70 se llevó a cabo el desmantelamiento del antiguo cementerio de Santo Domingo para el traslado de restos al actual cementerio Nuestra Señora de la Merced. A través de un georadar puesto en marcha por la Universidad se señalaban varias zonas donde podría haber restos de enterramientos. Y de ahí el pasado mes de septiembre comenzaban las catas previas en el citado parque.

Hasta el momento se desconocían si los restos inhumados en esta zona del cementerio fueron trasladados o no. Y ese es uno de los hallazgos realizados por el equipo dirigido por el arqueólogo, Jorge Cepillo, siguiendo el encargo de la Asociación de Familiares y Amigos por la Recuperación de la Memoria Histórica de Jerez. El georadar de la UCA marcó la zona cuatro como la que más posibilidades había de encontrar restos del cementerio protestante y la fosa donde había enterrados represaliados. «Lo documentado hasta ahora son restos humanos que no son de represaliados, pero es normal que en fosas comunes se entierren represaliados y no represaliados». El objetivo del proyecto era confirmar que en el subsuelo seguían existiendo enterramientos, que cuando se hizo el traslado del Cementerio no se vació de manera completa, por lo que en otras zonas del parque pueden encontrarse represaliados.

Hay evidencias de que existen enterramientos en la zona que el georadar marca y los planos del cementerio protestante. A finales de esta semana, con el sondeo, se presentará un informe a las administraciones competentes (Ayuntamiento y Diputación) que han intervenido en esta fase. Se realizará una serie de recomendaciones como que continúen los trabajos en otros puntos del parque, que tienen cartografía histórica que avalan que hay otras fosas en las que habría que buscar.

El objetivo «no es una cuestión de encontrar a los represaliados, la obligación moral de la democracia es buscarlo». A raíz de lo que ha salido, la opinión técnica es continuar con los trabajos: primero con el sondeo manual; después se ha ampliado con una máquina el espacio y ahora se continúa de manera manual. Tras detectar los restos se pasará a taparlos y posteriormente se realizarán sondeos mecánicos con registro manual donde se considera que hay fosas.

Son «enterramientos clandestinos, se usaba cualquier boquete: cementerios protestantes, fosas de católicos. Es muy probable que puedan estar en cualquier lugar del parque». En la nueva fase podría incluirse, con el beneplácito de la Junta, si apareciesen represaliados la exhumación de los restos.

El presidente de la asociación, Amaro de la Calle, se mostró apesadumbrado con los resultados de las catas, pero confía que en otros lugares se encuentre «a los nuestros» y las administraciones «continúen hacia adelante».