Imagen de Manuel Sánchez Calero, el buzo que perdió la vida en sepiembre en Algeciras - ABC
Sucesos

Dos arrestados por la muerte de un buzo de Algeciras al que dejaron presuntamente morir durante un alijo

Desviaron la atención en las labores de auxilio y rastreo en una zona completamente opuesta a donde ocurrieron los hechos; la Policía no descarta más detenciones

AlgecirasActualizado:

Los detenidos por la muerte de Manuel Sánchez Calero, el buzo de 40 años de Algeciras (Cádiz) que falleció en septiembre tras una inmersión nocturna, tienen 44 y 41 años y residen en Manilva y Algeciras. Están acusados de ser los supuestos autores de los delitos de homicidio en comisión por omisión y contra la salud pública, es decir, de haber dejado morir a su compañero mientras participaban en la recuperación de fardos de cocaína.

Todo ocurrió en la noche del pasado 18 de septiembre cuando quienes le acompañaban en una inmersión nocturna avisaron al 112 después de comprobar que su compañero no salía a la superficie.

En el dispositivo de búsqueda participaron Guardia Civil y Salvamento Marítimo, además de muchos voluntarios encabezados por el hermano del desaparecido. La búsqueda se mantuvo durante diez días hasta que efectivos de la Guardia Civil localizaron el cuerpo sin vida en las inmediaciones del muelle de Isla Verde, en el puerto de Algeciras.

Tras el descubrimiento del cadáver, la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Comisaría de Algeciras (UDEV) inició una investigación para esclarecer la muerte y las extrañas circunstancias en que se produjo la desaparición.

Los investigadores realizaron gestiones con la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras, GEAS de Guardia Civil, Sociedad Deportiva El Mero, la terminal TTI-A, varios testigos e informes hidrográficos, así como testificales a los investigados. Fruto de las pesquisas descubrieron innumerables contradicciones en los investigados, que faltaron a la verdad en la narración de los hechos probados, según ha informado este miércoles la Policía Nacional.

Los invesgigadores recabaron información de todas la fuentes y los primeros datos de la autopsia a la espera de informes forenses finales. Tras analizar toda la información disponible, se llegó a la conclusión de la autoría e los dos detenidos «por estar realizando otras labores relacionadas con el tráfico de drogas, dando prioridad a su posición de garantes respecto al buzo mientras estaba sumergido denegándole toda posibilidad de auxilio y en su caso de superveniencia el día de autos, llegando incluso a desviar la atención en las labores de auxilio y rastreo en una zona completamente opuesta donde presumiblemente ocurrieron los hechos», ha indicado la Policía Nacional en un comunicado de prensa.

Los dos detenidos pasarán a disposición del juzgado de aunque la Policía no descarta más arrestos porque las investigaciones continúan. De hecho y tal y como ha adelantado este diario, en la mañana de este miércoles realiza registros en los domicilios de los dos arrestados para recabar más pruebas.