Imagen de la comisaría de la Policía Nacional de La Línea, situada en la zona donde se produjo la detención
Imagen de la comisaría de la Policía Nacional de La Línea, situada en la zona donde se produjo la detención - S. F.
Campo de Gibraltar

Detenido en La Línea el hermanastro de Alfredo Morodo, un conocido estafador huido de la justicia

J. Morodo Toledo cuenta con un amplio historial delictivo, con más de 40 arrestos, la mayoría por estafa

La Línea Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Policía Nacional ha detenido en La Línea de la Concepción (Cádiz) a J. Morodo Toledo, de 31 años, un conocido estafador que se encontraba prófugo de la justicia al constarle dos órdenes de búsqueda y arresto dictadas por un juzgado de Vigo (Pontevedra) y otro de esta ciudad gaditana.

Según ha podido saber ABC, se trata de un hermanastro de Alfredo Morodo Toledo, el vecino de La Línea de la Concepción de 42 años que falleció la semana pasada en una persecución marítima del servicio de Aduanas de Gibraltar en una operación contra el contrabando de tabaco.

J. Morodo Toledo tiene un largo historial delictivo –le constan más de 40 detenciones previas- y fue arrestado hace un año junto a su pareja sentimental por usurpación del estado civil, revelación de secretos y falsedad documental, además de diversos delitos de estafa por valor de más de 50.000 euros.

Su arresto se produjo este lunes en las inmediaciones de la barriada Santiago-Conchal-Castillo de La Línea por parte de agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Nacional.

El modus operandi utilizado por la pareja consistía en embaucar a personas en una situación vulnerable por el consumo de drogas o con dificultades económicas, a quienes les prometían que le conseguirían préstamos bancarios si les facilitaban sus datos personales, DNI y cuentas bancarias. También accedían a dicha información mediante la correspondencia que cogían de los buzones de correos.

Una vez disponían de los datos de sus víctimas, solicitaban los préstamos a su nombre o compraban artículos de lujo en internet para venderlos posteriormente.

También publicaban anuncios en páginas web de compraventa para ofertar vehículos. En estos casos, durante la materialización de la supuesta venta, solicitaban los datos personales y bancarios del comprador para seguir abriendo cuentas bancarias a nombre de éstos sin su conocimiento ni consentimiento.

Además de las órdenes judiciales de búsqueda, se le imputa un delito de robo con fuerza cometido en un domicilio de Motril (Granada). Fue identificado gracias a los restos de ADN hallados en el interior de la vivienda.

El detenido ha sido puesto a disposición judicial este martes ante el juzgado de Instrucción número dos de La Línea de la Concepción.