Agentes de la Policía Nacional adscritos a la ORGA de Algeciras
Agentes de la Policía Nacional adscritos a la ORGA de Algeciras - Sergio Rodríguez
NARCOTRÁFICO

¿Dónde acaba el patrimonio intervenido a los narcos?

La Oficina de Recuperación y Gestión de Activos de Andalucía (ORGA) ha recuperado en tres meses más de 1,3 millones de euros en bienes

AlgecirasActualizado:

La lucha contra el narcotráfico cuenta desde el pasado 4 de marzo con un potente aliado. Se trata de la Oficina de Recuperación y Gestión de Activos de Andalucía (ORGA), situada en Algeciras, y con competencias en toda la Comunidad autónoma, Ceuta y Melilla.

Era necesario contar con este recurso en la puerta de Europa de la droga y donde el narcotráfico y el blanqueo de capitales alcanzan cotas alarmantes. El objetivo, según subrayó en su inauguración la ministra de Justicia, Dolores Delgado, asfixiar a los narcos.

Y está empezando a lograrlo. En sólo tres meses, estas dependencias tramitan ya 45 expedientes y gestionan un patrimonio activo con una valoración aproximada de 1.300.000 euros y una multitud de bienes muebles, lo que evidencia la ingente cantidad de dinero, propiedades y medios que gestionan los narcos.

Entre los múltiples bienes gestionados se encuentran vehículos a motor, embarcaciones de diversa naturaleza, material informático (ordenadores, cámaras de fotos, telefonía móvil), joyas, otros bienes y material fungible, como garrafas de gasolina para las narcolanchas, por citar sólo algunos.

Se trata de una herramienta más en la lucha contra el enriquecimiento ilícito cuyo primer objetivo es la asfixia económica de las organizaciones criminales, principalmente las dedicadas al narcotráfico y la trata de seres humanos.

La tarea de la ORGA está muy definida: es un órgano administrativo que auxilia y asiste a los juzgados, tribunales y al Ministerio Fiscal en la localización y gestión de bienes intervenidos como consecuencia de la comisión de los hechos delictivos tipificados en algunos de los delitos contenidos en el artículo 127 bis CP.

Uno de sus objetivos es evitar que el delincuente se beneficie de los resultados de su actuación, es decir, que las ganancias económicas que se obtengan de la lucha contra los ilícitos reviertan en la sociedad. Así, desde el Ministerio de Justicia se asegura que el 50% de lo que se obtiene de la gestión de estos bienes, una vez intervenidos y subastados, va al Tesoro Público y el otro 50%, a la lucha contra narcotráfico y otras actuaciones de interés general.

Entre las claves del sorprendente rendimiento de la ORGA de Algeciras –dado el poco tiempo que lleva en funcionamiento-, además del gran trabajo que realizan los 20 funcionarios adscritos a esta unidad, entre los que hay agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil –los mejores en esta materia- está, según el Ministerio de Justicia, la gran aceptación que ha tenido entre jueces y fiscales, que le han derivado un gran número de encomiendas. Contará además con personal de la Agencia Tributaria y Vigilancia Aduanera.

La ORGA ha prestado asistencia a los órganos judiciales, no sólo del Campo de Gibraltar (Algeciras, San Roque o La Línea de la Concepción), sino también a los situados en zonas anexas, como la Costa del Sol (Marbella, Fuengirola y Estepona), Málaga, Almería, Granada, Huelva, y Melilla y Ceuta.

En el área de Conservación, Administración y Realización de Bienes, ha iniciado 30 expedientes de los cuales seis están finalizados, es decir, se ha llegado hasta el final.

También se ha cooperado con las Fuerzas y Cuerpo de Seguridad del Estado, tanto en el ámbito de gestión como de localización de bienes, en las numerosas y continuadas operaciones contra el narcotráfico realizadas en este periodo en las costas andaluzas, especialmente en el Campo de Gibraltar.

En el ámbito de localización de bienes se han incoado ya 15 expedientes de los que se han finalizado cuatro. No está mal.

Estas encomiendas judiciales han acarreado además para la ORGA la realización de solicitudes de información patrimonial en el plano internacional y se ha establecido contacto con países como Rumanía, Reino Unido, Polonia, Suecia, Alemania, Italia, Perú y Ecuador. También, se han atendido solicitudes de peticiones de información de Bélgica y Holanda.

El recorrido de los bienes intervenidos

Pero, ¿qué se hace con los bienes decomisados a los ilícitos? No todos se subastan, aunque desde el Ministerio de Justicia se reconoce que la subasta es la forma de transacción es la más frecuente.

En este sentido, la ORGA se encarga exclusivamente de la gestión de bienes de lícito comercio, como joyas, material informático… En ningún caso se subastan bienes ilegales, esto es, drogas o armas. La droga acaba siendo destruida en los lugares establecidos para ello.

Para la venta de joyas intervenidas se recurre normalmente a entidades especializadas. En cuanto a los vehículos, se ceden gratuitamente en uso provisional a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, ONGs o el Plan Nacional sobre Drogas. Lo mismo ocurre con las narcolanchas, prohibidas desde el pasado mes de octubre, aunque algunas son destruidas.

Ello está suponiendo además un ahorro importante en cuanto al depósito y custodia de vehículos y embarcaciones, dada la saturación existente en los depósitos judiciales y el coste que tienen para las arcas públicas. Un vehículo puede costar siete euros como mínimo cada día que está en un depositario. Además, cuando el procedimiento judicial ha finalizado, el bien se ha depreciado y la administración tiene que pagar mucho más dinero de lo que puede valer ya.

Otra duda frecuente es si los bienes intervenidos que son subastados pueden volver a las manos de los ilícitos. Y es que aunque resulte sorprendente, ha ocurrido. La ORGA con sede en Madrid fue creada en 2015 también para impedir que sucediese. Así, antes de dicha unidad, los activos quedaban a disposición de los órganos judiciales que, por norma general, ordenaban al final del procedimiento venderlos en subastas públicas. En su mayoría quedaban desiertas pero dichos bienes también podían volvían a manos de los ilícitos a través de terceros.

Con la ORGA se trata de que esto ocurra implementando mecanismos suficientes para impedirlo. Así, para participar en una subasta pública es necesario identificarse con firma electrónica y señalar una cuenta corriente en España para que la Agencia Tributaria bloquee el 5%, lo que deja un registro de la trazabilidad absoluta de la participación en las subastas.

En cuanto a las pujas en las subastas electrónicas, se aclara que éstas no se hacen en el Ministerio de usticia sino en el portal del Boletín Oficial del Estado (BOE), que depende de Presidencia del Gobierno.

Alivio para jueces y fiscales

Otro beneficio de contar con la ORGA es la importante descarga que va a suponer para unos órganos judiciales saturados de trabajo y con escasos recursos humanos.

La directora general de Modernización de la Justicia, Desarrollo Tecnológico, Recuperación y Gestión de Activos, Sofía Duarte, indicó que hasta la creación de la ORGA con sede en Madrid en 2015, las necesidades de localización y gestión de bienes excedía de los medios de los órganos judiciales.

La nueva ORGA actúa ya como órgano auxiliar de juzgados y fiscalías por encomienda de éstos. Esto permitirá que todos los medios de los juzgados se dediquen a perseguir los delitos y los delincuentes, mientras que la ORGA se ocupará de perseguir y gestionar los bienes derivados de sus actividades ilícitas.

25 millones de euros en tres años

La ORGA central fue creada a finales de 2015. En sus tres años de funcionamiento a nivel nacional, este recurso se había hecho cargo de 936 expedientes y había obtenido ingresos por casi 25 millones de euros.

La principal dificultad en la lucha contra el blanqueo estriba en saber qué bienes que no figuran a nombre de los delincuentes sí son resultado de la delincuencia organizada. A eso se le llama ‘levantar el velo’ de los entramados de estas bandas, cada vez más sofisticados y que utilizan testaferros o sociedades pantalla en España y terceros países