Gusanos en el plato de uno de los comensales del cuartel
Gusanos en el plato de uno de los comensales del cuartel - ABC

Encuentran decenas de gusanos en la comida de los militares del cuartel de Camposoto, en Cádiz

El primer plato del menú diario estaba plagado de insectos, según denuncian fuentes cercanas al centro militar gaditano

Sevilla/ CádizActualizado:

Decenas de gusanos entre la pasta de una fideguá. Es lo que encontraron este lunes quienes comieron en el comedor del acuartelamiento Camposoto de San Fernado, en Cádiz. El asco absoluto de quienes metieron por primera vez la cuchara en la «sopa de gusanos» levantó al voz de alarma. Pronto todo el mundo supo que el rancho de ese día estaba cuajado de bichos.

[ El Ejército toma muestras de la comida para saber de dónde vienen los gusanos]

Según fuentes cercanas al acuartelamiento, que depende del Ejército de Tierra, el problema con la comida no es puntual. Aseguran que la calidad de lo que le dan a los militares para comer deja mucho que desear hace meses. «Por lo menos cinco», puntualizan.«Yo tengo uno todavía en la garganta», dice con asco una persona que tuvo la mala fortuna de no darse cuenta hasta la segunda cucharada de que había gusanos en su comida.

En el cuartel, en el que sirven aproximadamente unas 880 personas, tienen el servicio de comidas externalizados. Es decir, es una empresa externa la que se encarga de dar de comer a los militares y es la que sirvió los gusanos en el rancho. Fuentes del Ejército de Tierra confirman a ABC que había gusanos en la comida. «Es una contrata externa la que sirve de comer y, en cuanto se detectó que había bichos, se retiró la fideguá y se sustituyó por arroz», explican.

Un gusano sobre un trozo de pasta
Un gusano sobre un trozo de pasta - ABC

Aseguran las mismas fuentes del Ministerio de Defensa que la comida no estaba caducada, extremo que se comprobó y que, en todo caso, si la aparición de los gusanos es una negligencia de la contrata de comida «se adoptarán medidas» puesto que los contratos con empresas externas suelen contemplar sanciones por faltas como esta.

Mientas, el personal del cuartel sigue sin estar conforme. Aseguran que no es puntual el problema con la comida. Que los gusanos son la guinda de una cadena de despropósitos con el rancho y que han tenido que comer alimentos en mal estado y de mala calidad durante los últimos cinco meses.

Insectos en la comida del cuartel
Insectos en la comida del cuartel - ABC