El buque «Grace 1», custodiado por la Royal Navy, en las aguas que rodean al Peñón
El buque «Grace 1», custodiado por la Royal Navy, en las aguas que rodean al Peñón - Jon Nazca/Reuters
Marítimas

Gibraltar, abierto a entregar la carga del «Grace 1» si se garantiza el cumplimiento de las sanciones de la UE

Picardo recurre al Reino Unido para comunicar a Irán que estaría dispuesto a facilitar la entrega a un «reclamante legítimo» si se garantiza que no irá a Siria ni a una entidad sancionada por la UE

GibraltarActualizado:

Gibraltar ha anunciado que está dispuesto a entregar la carga del petrolero «Grace 1», que fue retenido la semana pasada en las aguas que rodean el Peñón y que transporta 2,1 millones de barriles de crudo.

El ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, ha informado a través de un comunicado que ha conversado con el ministro de Exteriores del Reino Unido, Jeremy Hunt, y que le ha pedido que comunicara a las autoridades iraníes que Gibraltar seguía decidido a hacer cumplir las sanciones de la UE contra Siria «a través de nuestros procesos judiciales», pero que «estaría dispuesto a facilitar la entrega de los activos retenidos a un reclamante legítimo si consideramos suficiente garantía de que no iría a Siria ni a ninguna entidad sancionada en virtud de las regulaciones pertinentes de la UE».

También ha aclarado que la investigación sigue abierta y que continúa vigente el período extendido de retención que ordenó la Corte Suprema de Gibraltar.

Según indica Picardo, Hunt le llamó antes de hablar con su homólogo de Irán, Javad Zarif: «Le pedí que aclarara ante las autoridades iraníes, en mi nombre, que todas las decisiones tomadas por Gibraltar con respecto a la detención del «Grace 1» lo fueron, exclusivamente, basándonos en el destino sirio del barco, la refinería de petróleo de Baniyas, que está sujeta a las sanciones de la UE, y sin tener en cuenta el origen de su carga».

Además, transmitió al ministro británico que podía sugerir «que me encantaría encontrarme en Londres o Gibraltar con cualquier funcionario relevante de la República Islámica de Irán que deseara discutir o aclarar estos asuntos. Considero que esta puede ser una forma útil de asegurar cualquier malentendido adicional en cuanto a las motivaciones de nuestras acciones con respecto al «Grace 1» y a su carga», añade en la nota.

Por último y tras hablar nuevamente con el ministro británico después de que éste contactara con su homólogo iraní, Picardo afirma que le complace haber conocido «el enfoque constructivo de Irán y su deseo de resolver igualmente esta situación, que se produce en un momento de tensión internacional acrecentada».