El dirigente de VOX Juan Ignacio Mínguez, junto con la bandera desplegada en Gibraltar - ABC
JUICIO A MÍNGUEZ

Intentan agredir durante el juicio en Gibraltar al dirigente de Vox que puso una gran bandera española

El juez suspende la vista hasta el martes y detiene nueve horas al abogado que le asistía acusándole de hacer fotos con el móvil

ROMUALDO MAESTRE
SEVILLAActualizado:

Este miércoles estaba previsto a las diez de la mañana el juicio de vistas contra Juan Ignacio Mínguez, el presidente de Vox en Madrid detenido en Gibraltar hace dos días por desplegar una gran bandera de España en el Peñón. Lo que se preveía que podría acabar en una simple acusación de alteración de orden público con una multa y puesta en libertad del detenido se complicó. Según testimonios de miembros de Vox que estaban en La Roca hubo un tumulto en la Sala de Juicios cuando varias personas intentaron agredir a Juan Ignacio Mínguez, lo que provocó que el juez suspendiera el juicio hasta el próximo martes y mandara otra vez al dirigente de la formación de derechas a la cárcel.

Además, el juez ha retenido a su abogado Pedro Fernández, durante nueve horas. Le recriminó hacer fotos con su móvil del tumulto en la sala, lo que está prohibido. Pedro Fernández, letrado del Colegio de Abogados de Madrid iba en calidad de asistente del abogado de oficio gibraltareño que le había tocado a Mínguez, ya que para defenderle directamente necesitaba un reconocimiento especial dentro del Istmo que no tenía, a pesar de que se había gestionado esta petición desde el Consulado de Gran Bretaña en Madrid y con ese reconocimiento entró en Gibraltar. Al final Pedro Fernández salió de los calabozos sin cargo alguno.

Desde la formación VOX aseguran que el cónsul general de Gran Bretaña estaba muy preocupado por la detención del letrado cuando asistía en una defensa y pidió simplemente que se reconociera el hecho por parte del abogado que usó su teléfono movil para hacer fotos. De esta forma se le pondría inmediatamente en libertad.

Juan Ignacio Mínguez
Juan Ignacio Mínguez - ABC

Juan Ignacio Mínguez Martínez, de 53 años, es un pequeño empresario de Madrid con dos hijas, que sí reconoció ante el juez de Gibraltar su participación en los hechos de desplegar una bandera española de grandes proporciones en una ladera del Peñón, a la vez que afirmaba que no consideraba que esto fuera un delito.

El presidente de la formación VOX, Santiago Abascal, ha manifestado que «el Ministerio de Asuntos Exteriores no está haciendo todo lo que puede y debe para conseguir el fin del secuestro de Nacho Mínguez».