Imagen de la embarcación semirrígida de la Guardia Civil que ha sido embestida.
Imagen de la embarcación semirrígida de la Guardia Civil que ha sido embestida. - ABC
NARCOTRÁFICO

Una narcolancha embiste a una patrullera de la Guardia Civil en Algeciras

Los cuatro tripulantes realizaron una maniobra «temeraria, intencionada y con ánimo homicida» contra los agentes

CádizActualizado:

Una narcolancha ha embestido a una patrullera de la Guardia Civil en Algeciras (Cádiz), sin que afortunadamente haya que lamentar daños personales.

Ha ocurrido a última hora de este pasado jueves. El Servicio Marítimo Provincial de la Guardia Civil de la Comandancia de Algeciras (Cádiz) ya instruye diligencias por presuntos delitos de atentado contra agente de la autoridad y daños a una embarcación del Cuerpo.

Los hechos se produjeron cuando la Guardia Civil perseguía a una narcolancha en aguas próximas al puerto de Algeciras, cuyos ocupantes embistieron intencionadamente, causando graves daños en los motores e inutilizándola. Desde el Instituto Armado se ha asegurado que los narcos pusieron en grave peligro la integridad física de los tres agentes que la tripulaban la patrullera.

Según ha explicado la Guardia Civil en una nota, la embarcación embestida es de las que, tras ser intervenidas a narcotraficantes, son utilizadas habitualmente por el Servicio Marítimo de la Guardia Civil para la persecución de estos delitos.

Los cuatro tripulantes de la narcolancha, de unos 12 metros de eslora y sin matrícula ni nombre identificativo, emprendieron la huida al detectar la presencia de la Guardia Civil y desobedecieron las órdenes de los agentes de parar motores para ser abordada.

Grave peligro para el tráfico marítimo

Durante la persecución, que se prolongó durante más de 45 minutos, la semirrígida sospechosa de narcotráfico realizó continuos cambios bruscos de dirección, cortando en varias ocasiones el rumbo de navegación de la embarcación oficial, llegando a generar un grave peligro para los mercantesque transitaban por el canal de navegación, según ha informado la Benemérita.

Posteriormente, sumada a la persecución una segunda embarcación de la Guardia Civil, pudo darse alcance a la narcolancha, que en un momento de su huida giró de forma brusca, «en una maniobra temeraria, intencionada, y con ánimo homicida», para poner rumbo de colisión contra la semirrígida del Servicio Marítimo, embistiéndola por su popa y pasándola por encima, causándole graves daños en sus motores, flotadores y casco y quedando inutilizada para la navegación. Los tres guardias civiles que la tripulaban resultaron ilesos.

La semirrígida huída fue perseguida por la segunda patrullera de la Guardia Civil, que finalmente tuvo que desistir de la persecución para prestar auxilio a la tripulación accidentada, poniendo los huidos rumbo a las costas de Marruecos.

La Guardia Civil ha solicitado la colaboración de las autoridades marroquíes, con las que ya se está trabajando conjuntamente para proceder a la detención y puesta a disposición judicial de los autores del este atentado.