Playa de Zahara de los Atunes, arenas blancas y aguas turquesas
Playa de Zahara de los Atunes, arenas blancas y aguas turquesas - ABC

Playas de Andalucía: Cádiz, Atlántico y Mediterráneo

Entre las playas más famosas de Andalucía se encuentras las de Cádiz, la Costa de la Luz, bañadas por un mar y un océano

Cádiz Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Algunas playas de Andalucía son más famosas para los extranjeros, como las de Málaga, pero otras lo son más para un turistas de interior que quieren pasar unos días en la playa. Nos referimos aquí principalmente a las playas de Cádiz, a la Costa de la Luz, donde también nos visitan desde diferentes lugares del mundo… de hecho, fue una tierra muy codiciada para tartesos, fenicios, griegos, árabes, visigodos, y romanos. Y no venían de vacaciones en plan dominguero, sino para quedarse.

Playas a dos aguas

Una de las cosas más interesantes de la Costa de la Luz es que está bañada por dos aguas bien distintas. Por un lado tenemos las aguas del Mediterráneo, más cálidas y mansas, y por otro tenemos el Océano Atlántico. Las corrientes que se generan entre ambos a través del Estrecho de Gibraltar dan lugar a 200 kilómetros de arena fina y blanca, y a unas aguas muy transparentes y limpias.

De Sanlúcar a la Línea

Las playas de Cádiz comienzan nada menos que con el Parque Natural de Doñana, junto a la desembocadura del río Guadalquivir, en Sanlúcar de Barrameda, donde se desarrolla el fabuloso espectáculo de las carreras de caballos en las mismas playas. Y hasta llegar al otro lado, en pleno Mediterráneo, hasta la Línea de la Concepción, tenemos todo tipo de playas, desde las más abarrotadas, como las de Rota, El Puerto de Santa María o Chipiona, hasta las más jóvenes y alternativas, como la de Zahara de los Atunes o la de Bolonia.

Playa de Bolonia
Playa de Bolonia - ABC

Deportes acuáticos

Pero si hay una playa de la Costa de la Luz famosa a nivel internacional, esa es la de Tarifa, que se ha convertido en un centro mundial de deportes de agua, como el windsurf o el kitesurf, gracias a los fuertes vientos que recorren el estrecho y que hace que, prácticamente cualquier día que se vaya, uno tenga un buen viento asegurado para surcar las olas a toda velocidad.

Por supuesto no podíamos terminar este artículo sin hacer mención a la gastronomía. La pesca en esta zona es muy rica, y los pescados en los restaurantes son siempre frescos. Una actividad ineludible si uno visita Cádiz, es visitar alguna de sus lonjas y de sus puertos pesqueros, donde imbuirse de toda la tradición y del sabor de la zona.